Bisagra Teatro, un proyecto para dialogar

331
teatro

Pachuca.- Entrevista con los copropietarios de Bisagra Teatro Daniel Bretón, actor y director, y Fernando Bueno, dramaturgo y actor.

¿Qué es Bisagra Teatro?

Fernando: “Es un proyecto que llevamos formulando desde hace más de un año, aunque ahorita acaba de abrir sus puertas. Es un teatro, es una caja negra, es un proyecto que nosotros construimos. Aprendimos hacer todo, instalamos la electricidad, pintamos, aprendimos a poner muros de tablaroca. Es nuestro templo, por así decirlo. Aún está desarrollándose.
“Queremos que sea un espacio al que vengan muchas personas de la Ciudad de México, donde también las compañías de Pachuca puedan desarrollar su discurso, que pueda ser un punto de encuentro entre ambos, que se pueda generar más diálogo, que se descentralice también todo el arte… y que le caiga la banda, toda la banda.”
Daniel: “Es un proyecto de vida en realidad, y lo hemos discutido, que un espacio cultural fortalece la identidad de una comunidad. Y la idea no es que se vuelva el foro de los chilangos, sino Pachuca qué es lo que tiene que decir sobre las artes escénicas en general, no solo en el teatro, y a la vez acercar a los creativos con los cuales nosotros colaboramos en la Ciudad de México. Acercarlos a Pachuca tanto en la parte pedagógica, invitar a un director para hacer un montaje con nosotros, ser ese nexo.
“Tal vez la gente de aquí dice: Es que en la ciudad puedes trabajar y hacer algo; pues acerca a los creativos de la Ciudad de México. Y decir: Bueno aquí estamos, hay que armar algo también acá; y sacar el foco de la ciudad como lo ha hecho Xalapa o Querétaro u otras ciudades, que es muy aplaudible. Y estando tan cerca de la Ciudad de México siento que esa sombra a la gente la apabulla o la ve como la meca, ya que también aquí hay cosas que decir y cosas que hacer, posibilidades artísticas que si empezamos a hacer un diálogo más que una competencia, es crear un puente entre las dos ciudades, incluido el Estado de México, y ver cómo se puede crear un nexo para que la cultura circule y se enriquezca, ese sería el objetivo.
“Esa sería la apuesta de este foro, más allá de lo que tenemos nosotros como compañía, que es un laboratorio, crear proyectos también gestados desde Pachuca, con gente de Pachuca, no solo actores y actrices, sino vestuaristas, escenografía, iluminadores. Por eso creamos las condiciones ideales con las que nos gustaría trabajar y para que la gente que llegue acá se sienta cómoda y profesional, en un ambiente hecho por artistas que se dedican a la escena para artistas que se dedican a la escena.

¿Qué problemas han enfrentado para la realización y construcción
de este espacio y de la identidad?

Fernando: “Dinero, dinero, dinero… pues la lana que siempre nos ha detenido en todos los aspectos. Abrimos una fondeadora, que impulsó también a que esto pudiera continuar. Tardamos un año, como mencioné hace un rato nosotros construimos todo, aprendimos a ser electricistas, a soldar, a cortar, o sea a todo, y pues estábamos delimitados a la condición económica. Como es un foro privado, pues todo ha salido de nuestro bolsillo y ha sido muy cansado. Desde el inicio fue encontrar un lugar con las condiciones idóneas donde pudiéramos hacer un espacio, porque siempre nuestro objetivo fue hacer un espacio donde nosotros nos quisiéramos presentar. Construir un espacio que tuviera las condiciones necesarias donde yo quisiera tener una obra mía. Y en ese aspecto, no lo quisimos abrir hasta que no tuviéramos el equipo necesario o el espacio necesario, por eso nos tardamos un año. Y seguimos todavía en el proceso de la licencia y ya logramos sacar ahorita lo de protección civil, eso también es muy difícil.
“Todos esos trámites de gobierno nos han ido frenando, así vamos ya un año. Y como yo crecí aquí en Pachuca, pues estamos midiendo las aguas de cómo funcionan las cosas acá. Sacamos una convocatoria y estamos viendo por dónde llegarle a la comunidad artística, vimos que no funcionó tanto, así que vamos a probar nuevas estrategias. Es como ir calando el agua.”

¿En qué consistía esa convocatoria?

Daniel: “Pedimos lo normal, carta de derechos, propuesta de dirección…”
Fernando: “Es una convocatoria abierta a cualquier proyecto escénico que quiera presentarse para formar parte de la programación de Bisagra Teatro, ya sea teatro, música danza o cine. Pero creo que eso ha sido una de las dificultades más fuertes, independientemente de la parte económica, que eso es algo lógico, es una inversión. Algo que ha sido muy fuerte, que era lo que decíamos en junta, es que la gente no se acerca a los espacios culturales, más allá de la difusión, poca o mucha, Facebook, redes y las instituciones. El hablar con los chavos, que son futuros egresados, y no tienen interés aparente por acercarse a los nuevos foros.
“Entonces, uno de nuestros problemas más graves es que tenemos un espacio listo para que la gente lo habite y no haya gente que quiera habitarlo. Queremos crear una programación más allá de la propia, de la que nosotros podemos generar, como proyectos o traer cosas de allá. Tristemente hay más gente interesada en la Ciudad de México en este proyecto que la que nos hemos encontrado aquí en Pachuca, entonces eso es algo muy fuerte para nosotros, porque choca un poco con el objetivo de nuestro proyecto, que es dialogar. Parece que solo hay una voz, que son los que conocemos allá.”

Continuará…

Comentarios