Francisco I Madero.- Para exigir justicia, familiares y vecinos bloquearon la carretera estatal Tula-Actopan con el féretro donde se encontraba el cuerpo de Moisés Cruz Castillo, quien fue asesinado a golpes por varios sujetos.

El joven junto con su primo fue abordado por un grupo de personas la madrugada del lunes, al término de la feria de la localidad de Jagüey Blanco, en Francisco I Madero, quienes los golpearon hasta quitarle la vida a Moisés.

Por ello ayer, luego de la misa de cuerpo presente, familiares y vecinos exigieron justicia durante el cortejo fúnebre, después optaron por bloquear la carretera estatal, ante el temor de que el presunto responsable, quien está plenamente identificado, no sea detenido.

En medio de la transitada vialidad, rezaron e hicieron guardias de honor, además colocaron una carpa.

Luego de una hora del bloqueo, al lugar arribó el director de la Policía de investigación Marco García Cornejo, quien intentó dialogar con familiares, quienes se negaron y le exigían que el presunto responsable fuera detenido y amagaron con retenerlo.

Luego de varias llamadas telefónicas, el mando informó que acababa de girar la orden de aprehensión contra el presunto responsable, la cual pidieron ver los deudos.

Un colaborador del funcionario arribó minutos después con el documento, por lo que familiares de Moisés decidieron retirar el bloqueo y llevar el cuerpo al panteón para sepultarlo.

  • Tras una hora de manifestación, al lugar arribó el director de la Policía de investigación Marco García, quien intentó dialogar con familiares, sin embargo, estos se negaron y amagaron con retener al mando

Comentarios