Van nueve meses de la acción emprendida por la unidad de inteligencia financiera de la SHCP

Ciudad de México.- Van nueve meses desde que la unidad de inteligencia financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), bloqueó seis cuentas bancarias pertenecientes a la máxima casa de estudios de la entidad con una suma de 151.8 millones de dólares.

No obstante, en caso de continuar así dicha acción traerá como consecuencia que el próximo año la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) no pueda efectuar el pago correspondiente a sus pensionados, al igual que le impedirá poder jubilar a más trabajadores.

“La autoridad correspondiente debe determinar qué pasó y que proceda legalmente conforme a derecho”, refirió Adolfo Pontigo Loyola, rector de la Autónoma de Hidalgo, acerca de las seis líneas bancarias que se mantienen bloqueadas.

Además, el primer universitario recalcó que la máxima casa de estudios de la entidad no es parte de la llamada “Estafa maestra”: “Somos una universidad sin deudas y somos una universidad que no ha estado involucrada en la ‘Estafa maestra’, nos ha costado mucho trabajo ser una universidad sin adeudos; sí somos una institución con déficit, como todas, porque a partir de 1996 se fue incrementando la oferta educativa, más espacios áulicos y maestros, pero desde ese año no se han otorgado recursos para ese tipo de cuestiones”.

Respecto a las acusaciones que le han atribuido a la UAEH, aclaró que todo es parte de una confusión donde un medio de comunicación publicó una nota que refería a una universidad hidalguense ser partícipe de ello y puso una foto del edificio emblemático de la Autónoma, cuestión que ya había sido esclarecida meses atrás.

El miércoles, durante la entrega de estados financieros a los representantes de las comisiones unidas de vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de la de educación en la Cámara de Diputados expresó: “Caminaremos de la mano con el principio democrático e ineludible de obligatoriedad y gratuidad, siempre dispuestos a la administración comprometida y responsable de las contribuciones financieras del gobierno federal, con absoluta responsabilidad con el fin de que las sumas invertidas para el progreso educativo de nuestro país sean administradas de manera transparente para bien de las nuevas generaciones”, concluyó el primer universitario.

La autoridad correspondiente debe determinar qué pasó y que proceda conforme a derecho

Adolfo Pontigo
Rector

Comentarios