Fue cantante y uno de los guitarristas más influyentes de su generación, que supo construir su mito al crear su propio nombre a través de su guitarra y ritmo.

Ellas Otha Bathes fue su primer nombre, después Ellas McDaniel y el más conocido Bo Diddley; nació el 30 de diciembre de 1928 en una pequeña granja cerca de la ciudad de McComb, Mississippi. A temprana edad fue adoptado y criado por el primo de su madre Gussie McDaniel, con quien emigró en 1934 al lado sur de Chicago, donde se olvidó del apellido Otha y se convirtió en Ellas McDaniel. Como miembro continuo de la Iglesia Bautista Eben Ezer, estudió algunos instrumentos y llegó a ser bastante bueno en el violín clásico, que le valió la invitación a unirse a una orquesta, con la que compuso dos conciertos para ese instrumento.

Sin embargo, estaba más interesado en la música rítmica y pulsante, tras haber escuchado “Boogie chillen” de John Lee Hooker decidió tocar la guitarra. Diddley formó una banda llamada Los Hipsters (después la bautizaron como Los Gatos de Jive de la Avenida Langley).

En 1952 se convirtió en un artista habitual en el 708 Club de Chicago. En julio de 1955 apareció su primer sencillo con el tema “Bo Diddley” que fue un éxito inmediato de R&B, junto con el contenido del lado b “Soy un hombre” (después Muddy Waters la reconvirtió en “Mannish boy”).

Bo Diddley fue considerado uno de los talentos más emocionantes y originales de la música estadunidense, con influencias musicales que van desde Louis Jordan a John Lee Hooker, y de Nat King Cole a Muddy Waters.

La banda que grabó con él a mediados de los años de 1950 incluía a los bateristas Clifton James y Frank Kirkland, al pianista Otis Spann, la media hermana de Bo the Duchess lo acompaño en la guitarra y voces, y su eterno compañero, Jerome Green.

El mayor éxito pop de Diddley fue producido en 1959, con el tema “Hombre de opinión”. Viajó continuamente a finales de los 1950 y comienzos de 1960, tocando en diversos lugares de R&B, con la misma intención recorrió con frecuencia el viejo continente.

En 1962 tuvo un éxito menor con “No se puede juzgar un libro por su portada”. Su legado se intensificó considerablemente a mediados de los años de 1960, cuando muchas de sus canciones fueron versionadas por grupos británicos como los Rolling Stones, Pretty Things, los Yardbirds y otros. Los Animales le rindieron un homenaje en un álbum titulado La historia de Bo Diddley. A mediados de 1960 grabó blues tradicionales con Little Walter y Muddy Waters en Super Blues. Una de esas giras de 1973 fue documentada en la película Deja los buenos tiempos al rock and roll.

En 1976 RCA lanzó el 20 aniversario de Rock ‘n’ Roll, un homenaje a Diddley en el que participaron más de 20 artistas. Inmediatamente abrió varias fechas para una gira en 1979. Apareció en 1982 en el video de George Thorogood “Malo hasta el hueso” y tocó en la película de Dan Aykroyd, Trading Places. En 1987, fue introducido en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

En 1996 lanzó el Lp Un hombre entre hombres, con artistas invitados como Ron Wood, Keith Richards, así como las Shirelles, fue nominado en los Grammy de 1997 en la categoría de mejor álbum de blues contemporáneo. En 1998 apareció en la película de The blues Brothers. Ganó un impulso con The chess box de 1990, mediante un doble CD que describe sus mejores obras. En el 2004, la revista Rolling Stone, lo nombró como el artista número 20 más grande de todos los tiempos. En enero de 2006 organizó una recaudación de fondos para ayudar a pagar los daños causados por el huracán Katrina, en la ciudad de Ocean Springs, Mississippi.

Bo Diddley como uno de los fundadores del rock & roll es indiscutible a pesar de su relativa falta de éxito comercial, no obstante recibió el premio de la Asociación Nacional de Artes de Grabación y Ciencias Lifetime Achievement Award. También fue el destinatario del premio Rhythm & Blues Foundation Lifetime Achievement, el Pioneer en Entretenimiento de la Asociación Nacional de Prendedores Obscuros y un BMI Icon Award. Diddley está consagrado en el Salón de la Fama de Músicos de Mississippi y en el Salón de la Fama de la Asociación de Música del Norte de la Florida.

Atribuyó su larga carrera a la abstinencia del alcohol y las drogas, aunque más tarde sufrió de diabetes. El 2 de junio del 2008 falleció de insuficiencia cardíaca en su casa de Archer, Florida dejando un gran testimonio musical y convirtiéndose en un importante referente hasta nuestros días.

Hasta la próxima. Recuerden, es solo rock and roll, pero nos gusta.

Comentarios