El aroma del tepozán, marrubio, pirul, árnica, hierba del negro, hierba del aire y la raíz del cachan, todas juntas producen el vapor que sana el cuerpo y el alma. Las manos amorosas preparan el brebaje, la poción sanadora que reconforta después de la tormenta.

Comentarios