Llegamos al final de 2020, y con ello, al momento en el que muchos estudiantes, ya sea de licenciatura o posgrado, tienen que definir su futuro académico a través de una sola palabra: tesis. Si bien el proceso de iniciar un trabajo de investigación de gran envergadura siempre implicará abandonar la zona de confort y aventurarse a un sinfín de actividades, qué mejor que una breve guía para que no pierdas los ánimos y estribos en esta apasionante chamba:

1. Elige un tema de investigación que ames. Si algo nos ha enseñado la pandemia es que la vida es lo suficientemente corta como para hacer algo que no te apasione, así que alócate y elige un tema del que te enamores y te haga sentir pleno. Cualquier tema es válido si lo tratas con la suficiente seriedad y compromiso. Y no te preocupes, siempre es más honesto, y a futuro brinda más réditos, elegir algo que te gusta sobre algo que seleccionaste solo por asegurarte un empleo, recibir el visto bueno de alguien más o creer que un tema en boga te garantizará un mejor porvenir.

2. Evalúa tus fortalezas y limitaciones. Lo sé, parece un engorroso ejercicio FODA, pero considerar tus virtudes y limitaciones permite crear expectativas realistas sobre los alcances de tus investigaciones en el corto, mediano y largo plazo. Por lo tanto, si existen pendientes en tu tesis de licenciatura, esto abre las puertas a lo que podría ser tu investigación de maestría y hasta la del doctorado. En otra vertiente, saber en qué eres bueno y de qué pie cojeas también te ayudará a mantener los pies en la tierra y mejorar en aquellas áreas donde necesitas mayor seguimiento.

3. Disciplínate. Hacer una tesis implica establecer un compromiso contigo mismo, con tu director o directora de investigación y con el tiempo que vas a destinar para ello. Algunos autores, como el querido Umberto Eco, señalaron que reservar 15 minutos diarios son más que suficientes; sin embargo, la naturaleza de tu trabajo y entregas de avances pueden provocar que ocupes más tiempo en ello, así que un par de horas diarias no está de más. Prueba diferentes fórmulas, pero forma un hábito para evitar hacer todo al último.

4. Organiza tus actividades. Otra situación a la que nos enfrentamos al hacer una tesis es hacia dónde enfocar nuestras energías: a la lectura, la recopilación de la información, al análisis, a la redacción, etcétera… Si bien el mismo proceso de la investigación te va a dictar qué actividades hacer, por lo regular se llega a un cuello de botella donde tendrás que hacer todo a la vez.

Una gran alternativa para solucionar esto es tener un cronograma de actividades que puede ser por horas de la jornada o días de la semana. Esto, además, te auxiliará para no sentirte abrumado con el trabajo acumulado.

5. Pequeños avances, grandes metas. Una situación que llega a ocurrirnos a los estudiantes es que no sentimos avanzar en la tesis porque no hemos redactado. Sin embargo, siempre considera que la generación de conocimiento es un proceso paulatino, que implica fallas y también la madurez del pensamiento complejo. A lo mejor todavía no has escrito el gran desarrollo que te planteaste, pero eso no implica que no estés trabajando; quizá estás leyendo lo suficiente para comprender los diversos factores que inciden en tu tema de investigación, y eso, mi estimado colega, ya es un gran avance.

6. Descansa. Un pequeño gran error que cometemos al hacer una tesis es no descansar o dedicar tiempo al ocio, la familia, amigos, la pareja o a aquellas actividades que también nos hacen felices.

Destina un tiempo para ti, lo mereces. Esto permite olvidar momentáneamente el estrés que genera hacer una investigación y permite recargas energías para las jornadas que se avecinan. Ya sea la lectura de una novela, armar una carnita asada, jugar videojuegos o irte de fiesta un sábado por la noche, descansar también es parte de tu trabajo.

Ahí lo tienen. No queda más que desearte que el inicio de este camino sea lo más increíble posible.

Hacer una tesis es un trabajo arduo, pero siempre tiene inmensas satisfacciones. Que no decaiga tu sed por aprender.

@Lucasvselmundo

[email protected]

De interés

Comentarios