Hidalgo sigue destacando en todo el país por ser una de las entidades cuya población menos respeta la jornada nacional de sana distancia. Ayer, durante la conferencia nocturna que ofrece el sector salud federal se dio a conocer el Índice Compuesto de Movilidad Comunitaria, que fue estimado por el Conacyt con datos de Google, Facebook y Twitter. En ese informe, Hidalgo sobresale, sí, pero por tener el segundo número más bajo de reducción de personas en el espacio público, pues apenas ha logrado reducir el 29 por ciento. En contraste hay entidades que ya lograron disminuir el indicador al 60. Quien se encargó de dar a conocer la información fue Ricardo Cortés Alcalá, titular de la dirección general de promoción de la salud, quien también reveló que Zacatecas (16 por ciento) destaca, junto con Hidalgo, por tener el menor porcentaje de reducción de movilidad. ¿De quién es la culpa de que la mayor parte de la población en ambas entidades simplemente ignore quedarse en casa? Recientemente en este diario publicamos un informe de la organización México cómo vamos que refiere que Hidalgo es particularmente vulnerable frente a la pandemia debido a que casi 70 por ciento de su población económicamente activa trabaja en la informalidad. Este es un factor determinante para que la población no pueda quedarse en casa, pero no debe ser el único. ¿Qué es lo que pasa? ¿Campea la irresponsabilidad? Y si eso fuera una razón de peso, ¿por qué? ¿Incultura? ¿Falta de rigor de las autoridades? Paradójicamente, según la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), Hidalgo es el estado que más ha reportado ordenamientos emitidos con la finalidad de evitar la propagación del virus y mitigar el impacto económico en la sociedad. Según el organismo, la entidad ha ofrecido 59 respuestas regulatorias a la epidemia del Covid-19. Es decir, respuesta institucional ha habido, de hecho, impecable. ¿Entonces? De filón. Siguiendo el hilo argumentativo anterior, algo podría explicar el hecho de que, por ejemplo, en Cuautepec, muy quitados de la pena, en una comunidad llevan a cabo un torneo de peleas de gallos desde el pasado fin de semana, en una abierta y cínica contravención a las medidas sanitarias vigentes en todo el país. ¡Vaya!

Comentarios