La contingencia sanitaria está atacando con mayor virulencia a sectores de la población que se encuentran desprotegidos y por tanto vulnerables. En ese segmento entran no solo quienes sufren pobreza, sino quienes por su situación laboral o legal se encuentran en zona de riesgo. Ayer, la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) reconoció tres contagios de internos con Covid-19 y uno sospechoso en el centro de reinserción social (Cereso) de Tula. Pero también, informó que existen tres trabajadores contagiados que pertenecen al personal penitenciario de ese mismo centro de reclusión. En total, hay seis confirmados entre personal penitenciario e internos y uno sospechoso, lo que prende las alertas en ese centro de reinserción. Esto porque se sabe que en Hidalgo existen condiciones de hacinamiento en centros de reclusión que nos permiten anticipar que seguramente habrá más casos en Tula. El brote en prisiones, no solo de la entidad sino de todo el país, ya se esperaba y por eso incluso se aprobó recientemente una ley de amnistía en la Ciudad de México y el gobierno estatal presentó una iniciativa en Hidalgo que, aunque urgente, fue mandada a la congeladora. La importancia de las leyes de amnistía en medio de la contingencia sanitaria radica en que su aplicación permitiría reducir la presión sobre las prisiones locales, que podrían ver disminuida su población al descartar que sigan privadas de su libertad personas que cometieron delitos no graves. Pero eso parece no tener mucha importancia para el Legislativo estatal, pues el diputado Víctor Guerrero Trejo explicó que el estatuto podría aprobarse pero hasta que pase la pandemia del Covid-19. Como siempre, la realidad supera a las instituciones, que optan por el pasmo en vez de la acción. De filón. Y hablando de personas vulnerables, quizá no hay sector más expuesto al riesgo que el personal clínico. Y para muestra, las cifras: ayer se informó que, hasta el momento, existen 125 personas adscritas a las áreas médicas y de enfermería que han sido contagiadas del Covid-19 en Hidalgo, según José Luis Alomía, director de epidemiología de la Secretaría de Salud federal.

Comentarios