Budapest: mi sueño, tu próxima meta

566
budapest

Muchos jóvenes tenemos en mente el emprender un viaje y por qué no el de estudiar en otro país

DIEGO ENRIQUE ESPINOSA BAUTISTA
Licenciatura en comercio exterior

Mi nombre es Diego Enrique Espinosa Bautista, de la licenciatura en comercio exterior de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), y yo como muchos jóvenes tenemos en mente el emprender un viaje y por qué no el de estudiar en otro país, pero en muchas ocasiones se ve truncado por no atreverte. Este sueño que comenzó desde mis inicios universitarios, y que ahora se convirtió en una realidad, fue una experiencia inolvidable; recuerdo cuando escuchaba las anécdotas de algunos compañeros sobre su movilidad y ahora que formo parte de esas vivencias me siento satisfecho, pero con más ganas de seguir viajando y salir adelante.
No todo fue fácil, en muchas ocasiones este sueño que estaba tan cerca pero a la vez lejos, se veía afectado por el miedo de salir de tu zona de confort e ir a otro lugar donde no estarán tus padres, hermanos, amigos, pero es ahí cuando debes decidirte y decir: Sí, sí puedo, tengo que ser valiente.
Recuerdo haber tenido sentimientos encontrados cuando llegó el día, ese día cuando les dije adiós a mis amigos y familia, sí, fue duro, pero al mismo tiempo sabía que cambiaría mi modo de pensar y estaba ansioso por las nuevas experiencias que me esperaban, aventuras que más adelante te contaré.
Mi movilidad fue a Budapest, Hungría, una de las ciudades de Europa central-oriental, considerada una de las ciudades más bellas de Europa y que cuenta con varios sitios que son patrimonio de la humanidad, entre ellos, las orillas del río Danubio, el barrio del Castillo de Buda, la avenida Andrássy, la Plaza de los Héroes y el Metropolitano del Milenio, el segundo más antiguo del mundo. La universidad que me albergó fue Budapest Metropolitan University, siendo uno de los dos primeros estudiantes en hacer movilidad en esa ciudad y universidad, una escuela privada de la ciudad, reconocida por su nivel académico; recuerdo cuando me presenté con los que iban a ser mis catedráticos y directivos, mismos que me hicieron sentir como en casa y que cambiaron de alguna u otra forma mi modo de pensar, de cómo ver el mundo sin etiquetas y de como por el simple hecho de ser valiente podías conseguir grandes cosas.
En esa ciudad hice grandes amigos, que puedo decir serán para toda la vida, quienes me ayudaron en todo momento y con los que viví grandes aventuras, desde viajar a diferentes países, hasta sentarnos en nuestros ratos libres y ver películas, y también, por qué no, salir a bailar un poco en los diferentes centros nocturnos de la ciudad, lugares llenos de magia en donde encontrarás personas de diversos países.
Durante mi movilidad conocí diferentes ciudades, entre ellos el que era mi más grande sueño, Paris, con su famosa torre Eiffel, el museo de Louvre y sus diferentes lugares atractivos; también conocí, Polonia, Londres, Viena, Bratislava, Alemania, España, Bélgica y Praga, entre otros.
Para finalizar, lo único que puedo decirte es que escuches como yo las experiencias de los que se han atrevido, pero lo más importante, que te pongas en mente realizarlo también, que te quites todos los tabúes que existan sobre el salir de tu país, que ¡te atrevas!, y deseo que tú seas el próximo en contar su experiencia.

Comentarios