Busca Corina que edad no sea motivo de exclusión laboral

371
corina

Para personas mayores de 40 años en las empresas privadas

Pachuca.- Con el propósito de que la edad no se convierta en exclusión laboral para personas mayores de 40 años en las empresas privadas, la diputada de Morena Corina Martínez García promueve una iniciativa que agrega una fracción al artículo nueve y un párrafo al artículo 23 de la Ley de Desarrollo Social del Estado de Hidalgo.

La legisladora morenista por el distrito 12 de Pachuca oriente plantea que el Ejecutivo del estado, en coordinación con la Secretaría del Trabajo y Previsión social y la Secretaria de Finanzas, garanticen que se establezcan programas de estímulos fiscales y administrativos, así como reconocimientos de responsabilidad social, para la iniciativa privada.

Lo anterior, siempre y cuando contraten en sus plantillas laborales al menos cinco por ciento de personas mayores de 40 años y que aún no entren en la categoría de adulto mayor; además que tengan conocimientos o habilidades en alguna actividad u oficio profesional.

En su exposición de motivos, Martínez García indicó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó en 2015 que era una contravención a la Constitución que se fijara un rango de edad para ofertar una plaza laboral, así como en la reforma de 2012 a la Ley Federal del Trabajo contempló la no discriminación por edad.

Sin embargo, dijo que en la práctica la situación es distinta, “y la verdad es que incluso ello puede resultar contradictorio ya que en la iniciativa privada se requiere de personal con experiencia en un arte u oficio para poder capacitar al remplazo generacional, no obstante en nuestro país tal parece que la edad se convierte en una discapacidad más al momento de pedir trabajo”.

En ese sentido, consideró que hace falta una visión global que permita a las empresas que, más allá del dinero, contemplen una cultura sobre cómo y hasta dónde pueden emplear a un profesionista de mayor edad y experiencia, bajo la premisa de que el desarrollo social representa la más alta prioridad del quehacer público.

La legisladora consideró que hace falta una visión global que permita a las firmas que, más allá del dinero, contemplen una cultura sobre cómo y hasta dónde pueden emplear a un profesionista de mayor edad y experiencia

Comentarios