Buscan celebrar a MP en privado, pero fracasan

294
Legislatura federal

Pachuca.- Vallas, acceso restringido y negativas a entrevista, fue parte de lo ocurrido en lo que intentó ser un evento privado por el Día Nacional del Ministerio Público, mismo que encabezó el gobernador Omar Fayad; donde representantes de la prensa local que no fueron convocados incomodaron a los encargados de comunicación social de gobierno estatal.

Un mensaje en la cuenta oficial de Twitter del gobernador fue el aviso de que estaba en las instalaciones del Instituto de Formación Profesional de la Procuraduría General de Justicia del Estado en la ceremonia de festejo de los ministerios públicos; la inmediatez del anuncio hizo que representantes de los medios que andaban cerca llegaran al lugar.

A diferencia de eventos anteriores como el pasado homenaje al fallecido exprocurador Alejandro Straffon, ese fue con acceso restringido, en el que las rejas de la entrada permanecían cerradas y custodiadas por policías vestidos de civil; sin embargo, con una identificación, el vigilante permitía el ingreso.
Pasando la reja, en el patio del instituto o la zona habilitada como estacionamiento permanecían las tradicionales vallas metálicas para facilitar el desplazamiento del gobernador a una camioneta blanca que esperaba estacionada.

Al interior, una exposición de fotografías esperaba la salida de los invitados a la celebración, por primera vez, de los ministerios públicos. Pasos adelante, en el auditorio, entregaban reconocimientos y las autoridades emitían sus discursos; el lugar estaba abarrotado, en las puertas permanecían personas que querían escuchar parte de la celebración.

Sin embargo, algunos medios que llegaron más tarde se les impidió el paso desde la reja, con el argumento que era un evento privado, los pocos que permanecían adentro esperaban entrevistar a algunas autoridades y si se podía, al gobernador, cumpliendo instrucciones de sus superiores.

El evento concluyó y los encargados de logística que permanecían en la puerta del auditorio recibieron la instrucción de cerrar el acceso ya que el mandatario estatal saldría por otra puerta, dejando a algunos asistentes afuera, incluidos dos representantes de medios locales; pero el gobernador y demás autoridades salieron por la puerta contigua para recorrer la exhibición.

Los encargados de comunicación social se encargaron de decirles a los representantes de medios que pudieron ingresar: “el gobernador no va a dar entrevista” y como defensas de futbol hacían marca personal a quienes quisieran acercarse a su jefe.

El gobernador sin prisa y sin ganas de querer huir, aprovechaba para platicar con el procurador Raúl Arroyo sobre algunos asuntos, primero en la entrada del edificio y después afuera de la camioneta en la que se iría el mandatario, la charla tardó más de 10 minutos.

Sin embargo, los encargados de difundir el quehacer de la administración pública impedían cualquier acercamiento con el titular del Ejecutivo, uno de ellos, al ver a otros comunicadores en las rejas expresó en voz alta “quien sabe cómo se empiezan a enterar y se pasan (al lugar)”. El gobernador se retiró y los trabajadores de comunicación social volvieron a sonreír.

Comentarios