Como parte del programa Cultura comunitaria

Pachuca.- Alejandra Guerrero y Nayeli Velázquez fueron seleccionadas por la Secretaría de Cultura federal para implementar el programa Cultura comunitaria, una de las actividades que llevan a cabo como parte de ese esquema es un taller literario en la colonia La Raza, donde no cuentan con muchos libros para adolescentes, por lo que invitaron a donar un ejemplar para ese sector.

“El programa tiene cuatro ejes, el que nos tocó se llama “Semilleros creativos”, son semilleros de distintas disciplinas y nosotros trabajamos el de literatura, decidimos no recurrir al municipio para buscar una sede, porque queríamos que el taller llegara a niños que sí lo necesitarán”, mencionó en entrevista telefónica Alejandra Guerrero, docente tallerista del programa.

Nayeli, quien es promotora cultural, conocía a la Asociación Nueva Vida, quienes cuentan con un centro de desarrollo integral en la colonia La Raza y mismos que les prestaron el espacio que tenía ya una sala de lectura para los niños.

“Pero resulta que no hemos tenido recursos para comprar los materiales de los chicos, los hemos comprado nosotros, ahora que retomamos el taller, nos dimos cuenta que ya no teníamos libros para los adolescentes y los que son para niños ya son muy viejos”.

Es así como Alejandra Guerrero decidió lanzar una convocatoria para que quien desee donar libros lo haga. Comentó que pueden ser nuevos o usados y existe una lista base con algunos títulos que está abierta a sugerencias.

“La Raza es una de las colonias más marginadas de Pachuca y nosotras lo vemos en nuestro día a día, hay mucho asunto de la adicción con los chicos, por estadística sabemos que hay muchos robos, hay chicas con embarazos en la adolescencia, los chicos ya no quieren estudiar… muchas situaciones; nos pareció buena idea lanzar la convocatoria y dejar los libros ahí en el centro, aunque nosotras ya no estemos”.

Los interesados pueden donar cuentos cortos, literatura de ficción, textos históricos o que mezclen la ficción con historia, poesía, un género escaso en el centro y algunos escritos de divulgación aptos para los adolescentes.

Además de dar literatura, el taller combina algunas otras actividades como dibujo, plastilina y marionetas, por lo que la respuesta ha sido buena, pues las madres de familia han estado contentas con lo que sus hijos aprenden.

“De hecho, tuvieron la oportunidad de ir el año pasado al Auditorio Nacional al evento de cierre de año de los semilleros y fue muy elaborado y bonito, les gustó mucho; queremos romper el estigma de que en La Raza no puede haber este tipo de espacios o que los niños no pueden acceder a ese derecho a la cultura”.

Aunque ha sido un reto con los adolescentes, también han tenido éxito; jóvenes que escribían muy poco al principio, ahora han logrado producir cuentos más elaborados o extensos.

“Ahora el reto es reforzar esa parte con los adolescentes y abrirles ventanas… nosotras aparte de las actividades del semillero, hemos intentado gestionar talleres para las mamás que a lo mejor les puedan ayudar en el autoempleo o tratar el tema de las emociones”.

En esa edición el programa finalizará el 3 de abril, la Asociación Nueva Vida expresó su deseo de continuar con los semilleros incluso en otras partes de Hidalgo, por lo pronto la donación de libros puede hacerse en el centro de desarrollo integral de Nueva Vida, ubicado en la calle Ignacio Pavón 335, colonia La Raza, de 15 a 18 horas de lunes a viernes, o a través del número 771 121 2522 con Alejandra Guerrero.

  • Los interesados pueden regalar cuentos cortos, literatura de ficción, textos históricos o que mezclen la ficción con historia, poesía, algunos escritos de divulgación, entre otros

Comentarios