patrimonio cultural,xoloitzcuintle

M Stephany Espinosa Guerrero,
alumna de la maestría en ese ramo, manifestó que es el único perro que sustituyó al ser humano en los sacrificios

Mineral del Monte.- La maestría en patrimonio cultural de México ofertada en el Instituto de Artes (IA), de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), brinda las bases para fortalecer en la práctica profesional los proyectos de gestión en patrimonio cultural.

M Stephany Espinosa Guerrero, alumna de la maestría, estudió historia de México con énfasis en historia del arte en la alma mater hidalguense, además de filosofía en la UNAM, habló un poco sobre el trabajo que realiza.

“Mi tesis de licenciatura la hice sobre el perro en Mesoamérica, entonces, para la maestría, como el xoloitzcuintle es una especie endémica de México y sigue viva, de todos los tipos de perro es de los únicos que subsistió en sus características biológicas tal cual son, y como sigue existiendo, yo decidí hacer un proyecto de declaratoria para que se vuelva un patrimonio tangible e intangible de México.”

Platicó un poco sobre el proceso que está llevando acabo y su inspiración para ese proyecto.

“Estoy tomando en cuenta mi tesis de licenciatura donde viene la justificación de por qué es importante para la nación y el país, y estoy tomando mucho a Perú, ya que también tiene perro pelón y tiene un decreto de ley en su constitución donde es patrimonio cultural. Lo que yo quiero hacer es una declaratoria a través de la legislación. Pretendo hacer una estancia en Perú, ya que ellos, en sus zonas arqueológicas tienen perros, para asegurar el vínculo entre la sociedad y su pasado indígena.”

Afirmó que lo más complicado de su proyecto en patrimonio cultural es el hecho de que no hay ninguna estancia que respalde o regule, ya que un animal no se considera patrimonio cultural.

“Mi opción es integrar un proyecto de ley, una solicitud a la Secretaría de Cultura, un exhorto al Poder Ejecutivo federal a través de un proyecto que yo tengo que integrar y meter un exhorto a nivel federal como punto de acuerdo para hacer el decreto.”

Explicó que hay mucha bibliografía de personas que se dedican al estudio de los perros, sobre todo en los contextos funerarios y arqueológicos, y lo que ha estado tratando de hacer es hacer un contraste, entre las fuentes etnohistóricos y las fuentes arqueofomísticas que son los huesos depositados en esos conceptos, pero el problema ahora es que lo está metiendo como una iniciativa de patrimonio cultural y no existe mucho interés por las personas, ya que no existe un vínculo como tal, así que tu trabajo también será trabajar en el sentido de identidad en las personas para que tengan conciencia.

“Desde la licenciatura lo hice desde el plano simbólico, estudiar las fuentes, leer las biologías, los contextos arqueológicos, para tratar de tener un enfoque holístico y buscar de todo. Después me di cuenta que a raíz de películas como la de Coco, mucha gente empezó a vender los perros muy caros, pero yo creo que es la manera incorrecta de esa conservación, porque la Federación Canófila Mexicana apoya un exhorto similar a mi proyecto, el problema es que tiene un sentido comercial, no histórico.”

Comentó que el xoloitzcuintle es el único perro que sustituyó al ser humano en los sacrificios, que había cinco tipos de perros prehispánicos que eran utilizados para depositarlos en vida o en su representación cerámica para hacer que el hombre cruzara el Mictlán entre otros rituales, y al seguir vivo es un testimonio de su pasado.

“A mí lo que me interesa es que se haga una declaratoria tanto para proteger al animal biológico como para asegurar que se mantenga, ya que por todos los cambios, cuando se rompe el aislamiento genético en el nuevo mundo, los españoles traen nuevos perros, entonces no había nadie que estuviera cuidando a los xoloitzcuintles y a pesar de eso, la raza subsistió sin modificaciones, yo creo que es algo súper importante y a pesar que ya no tiene la misma connotación simbólica, sigue siendo un testimonio.”

Su proyecto consta de más de una revalorización del perro xoloitzcuintle para dar a conocer el pasado y los orígenes y su valor simbólico e histórico, por lo que hará trabajo de difusión utilizando las nuevas tecnologías para darlo a conocer. Ese proyecto busca meter las declaraciones a las tres instancias y después hacer una valoración para sacar un material visual para explicar todo lo que el xoloitzcuintle significa y es.

La palabra clave de mi tesis es patrimonializado, que las personas tengan una aceptación y una identidad hacia ello, entonces, “mi trabajo es patrimonializar el xoloitzcuintle para que exista una declaratoria de ley que lo proteja en cuanto a patrimonio tangible e intangible”.

Para finalizar, expuso que sus planes a futuro es crear el primer museo del xoloitzcuintle en México para tener tanto aspectos biológicos como arqueológicos, para que la ciudadanía pueda tener una vinculación directa con el xoloitzcuintle y el poder formar una unión de países latinoamericanos con presencia de xoloitzcuintle o perros con pelo y sin pelo, que compartan una misma historia para proteger a esos animales y para hacer estudios más amplios sobre ese tema.

Mi opción es integrar un proyecto de ley, una solicitud a la Secretaría de Cultura, un exhorto al Poder Ejecutivo federal a través de un proyecto que yo tengo que integrar y meter un exhorto a nivel federal como punto de acuerdo para hacer el decreto

Comentarios