Pachuca.-Con la finalidad de proteger la salud de los menores de edad, esta mañana durante sesión de cabildo la regidora Ruth García Cordero presentó una iniciativa que busca regular el sonido en los establecimientos mercantiles.

En entrevista con medios, la munícipe explicó que, de acuerdo con especialistas, el canal auditivo de los seres humanos no termina de formarse hasta los tres o cuatro años de edad, por lo que algunos decibeles son demasiado altos para el espectro de los menores de edad y puede ocasionarles daño.

Además, indicó que según la Organización Municipal de la Salud no todas las personas reaccionan de la misma manera al sonido, por lo que cierto nivel puede ser molesto para algunos; además que los bebés no pueden cubrirse los oídos por sí mismos ante la incomodidad del ruido.

En ese sentido, precisó que el ayuntamiento analizará la iniciativa y, de aprobarse, el nivel máximo de sonido permitido para establecimientos comerciales rondaría los 85 decibeles.

Más información en la edición impresa de mañana.

Comentarios