El próximo primero de noviembre se estrenará a nivel mundial Terminator: Destino oculto, filme del director Tim Miller que representa una secuela directa del clásico de acción y ciencia ficción Terminator 2: Día del juicio, así como el regreso de James Cameron como productor, además de Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger en los papeles que les dieron fama. Como nosotros nos morimos de emoción, organizamos un conteo con los mejores exterminadores que hemos visto en la saga fílmica.

Para esta lista dejamos fuera a los terminators de cómics, series de TV y videojuegos, a algunos que se repiten dentro de la saga fílmica, modelos primitivos como el T-1 y al reciente Terminator Rev-9 porque aún no sabemos nada de él. Veamos…

9.- T-5000 de Terminator: Génesis. Una idea increíble que terminó arruinada por su poco tiempo en pantalla. El modelo 5000 es la propia inteligencia artificial conocida como Skynet convertida en un exterminador. Puede dividir su cuerpo en nanopartículas que pueden regenerarse a gran velocidad, convertir sus brazos en armas punzocortantes y, lo mejor de todo, es capaz de infectar a seres vivos para convertirlos en sus aliados. Por desgracia, lo que suponía el enfrentamiento final, final, final con la IA más famosa del cine terminó en un corto circuito que muchos queremos olvidar.

8.- T-800 modificado de Terminator: La salvación. Los eventos ocurridos en las primeras tres partes de la saga provocaron que Skynet hiciera un nuevo plan maestro, el cual incluye mejoras técnicas para su cíborg más exitoso: el T-800. La versión que vemos en La salvación es un poco más grande, más fuerte y más resistente que el modelo habitual; sin embargo, ese pésimo CGI para recrear a Schwarzenegger provocó su rápida descontinuación.

7.- T-850 de T3: La rebelión de las máquinas. Una revisión del clásico T-800 que todos idolatramos. Endoesqueleto cibernético cubierto de tejido orgánico. Su chasis es más resistente que el modelo original, posee dos celdas de poder que le otorgan mayor tiempo de vida y, además, son como bombas nucleares portátiles. Si bien en esta película hay muchos momentos de humor forzado que aborrecemos, el T-850 se muestra como el primer exterminador que, además de luchar por John Connor, lo hace para que su serie no sea descontinuada. Un éxito de producción, sin duda.

6. T-X de T3: La rebelión de las máquinas. Hay filmes que cuando envejecen lo hacen con gracia; T3 no es el caso. Se nota muchísimo en sus cíborgs. La T-X, también conocida como Terminatrix, es una ginoide con endoesqueleto de pollyalloy mimético que le permite resistir más en batallas cuerpo a cuerpo, tomar la forma de varios humanos e incluso construir armamento en sus manos como un cañón de plasma o un lanzallamas. Puede conectarse a bases de datos por medio de dispositivos como celulares, escanear rastros de ADN e incluso reprogramar a otros exterminadores para hacer su trabajo sucio. A pesar de todas estas innovaciones, resulta más una especie de navaja suiza que una exterminadora inolvidable. Una belleza que no pudo convertirse en un clásico.

¿Están de acuerdo con el rumbo que está tomando esta lista? ¿Cuáles creen que serán los terminators más increíbles y letales de la saga? La próxima semana develaremos semejante misterio…

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios