Después de saber qué tan valiosa es tu sangre te preguntarás ¿cómo puedo cuidarme para ser donador de sangre?
Cuando has decidido donar sangre lo primero que debes hacer es cuidar tu salud, esto es básico ya que donar implica: que no tengas alguna contraindicación que podría condicionarte un problema, segundo que con tu sangre no se vaya a condicionar un problema más para quién la recibirá.
Lo primero que tienes que hacer es cuidar tu alimentación, debe ser saludable y variada, la base de los alimentos son los carbohidratos ya que producen más de 50 por ciento de las calorías; también debes comer muchas frutas y verduras, mantener el peso corporal adecuado tomando en consideración el sexo, altura, edad y la genética, comer moderada y regularmente, tomar muchos líquidos y hacer ejercicio.
Es importante retirarte de las toxicomanías, como el tabaco, alcohol, drogas, y tener una sola pareja sexual estable para reducir el riesgo de adquirir enfermedades infecciosas como VIH/Sida, hepatitis y enfermedades venéreas, entre otras, que podríamos transmitir al paciente por la transfusión de sangre.
Para la donación existen requisitos básicos como peso igual o mayor a 50 kilogramos, tener entre 18 y 65 años, saberse sano y ayuno de cuatro horas.
Si padeces alguna enfermedad crónica como diabetes mellitus, hipertensión arterial, cardiopatías o nefropatías, no puedes donar.
El día que decidas donar deberás estar sin problema infeccioso de vías aéreas, de tubo digestivo o vías urinarias, entre otras.
En el banco de sangre recibirás previamente información que te ayudará a decidir con base en tu salud, si estas en condiciones valorarán tus venas y tomarán una muestra de sangre para realizar algunos estudios básicos que analizarán en forma conjunta con el historial médico que se te practicará en forma confidencial y donde si no eres apto o apta te explicarán los motivos, realizando sugerencias para el cuidado de tu salud. Si hasta aquí vas bien se tomará la unidad de sangre y se realizarán los estudios de serología infecciosa obligados por la normatividad en materia de medicina transfusional. La sangre se procesa y se almacena en condiciones de control estricto de temperatura que permiten mantener viable las células y factores de coagulación para cuando estos se suministren al paciente. Tú recibirás el resultado de los estudios que se te practicaron en un lapso de dos días después de tu donación.
La recuperación consiste en la ingesta de líquidos en cantidad igual o mayor a 500 mililitros y en el transcurso del día ingerirlos en aproximadamente dos litros.
El proceso de donación lleva un tiempo aproximado de hora y media.

¿Dónde puedes acudir a donar en Hidalgo?

1) Te esperamos en el banco de sangre Bansangre ubicado en calle Ignacio Allende número 604 colonia Centro, en Pachuca.
2) En el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea ubicado en carretera Pachuca–Tulancingo número 101, Ciudad de los Niños.
3) Banco de sangre del Instituto Mexicano del Seguro Social, hospital general de zona número uno, ubicado en avenida Francisco I Madero 407, colonia Nueva Francisco I Madero.
No esperes más y acude, la experiencia de donar es única.

Comentarios