Cae avión de carga sobre viviendas en Kirguizistán

330
avion

 
Moscú

Un Boeing 747 de carga turco se estrelló ayer sobre un pueblo kirguís llevándose por delante 23 casas y causando la muerte a al menos 28 de sus habitantes, además de los cuatro tripulantes del aparato.
El avión, arrendado por Turkish Airlines a la también turca Avia Cargo Turkish (ACT), se partió en cuatro fragmentos de gran tamaño al caer contra las viviendas de la localidad de Dacha-Suu, a unos 25 kilómetros de Biskek, la capital del estado centroasiático de Kirguizistán.
Como se puede apreciar en las fotografías tomadas en el lugar de la tragedia y publicadas en medios digitales, el morro del avión quedó empotrado en la pared de una casa, la cola clavada en el suelo y recostada al mismo tiempo sobre la azotea de otra vivienda, y otras partes del fuselaje esparcidas en plena zona habitada.
Un portavoz de los servicios de emergencias precisó que entre los 32 muertos confirmados hay 13 niños, nueve mujeres y 10 hombres. Al menos otras 12 personas, entre ellos seis menores de edad, han resultado heridas en el accidente y fueron trasladadas a distintos hospitales de Biskek, según los últimos datos oficiales.
Borónov explicó que el Boeing turco destruyó más de la mitad de todas las casas del pueblo. Los servicios de rescate ya localizaron una de las dos cajas negras del avión, según confirmó Chinguís Esengúlov, el portavoz del primer ministro kirguís, Sooronbay Zheenbékov.
El presidente de Kirguizistán, Almazbek Atambáyev, decretó luto oficial en todo el territorio de la antigua República soviética.

Comentarios