Árboles caídos, vidrios rotos, espectaculares a punto de colapsar y suspensión de clases en todos los niveles educativos de Hidalgo, fueron algunos de los daños causados por rachas de viento de hasta 77 kilómetros por hora presentados en marzo de este año.

Diversas fueron las opiniones de las y los hidalguenses respecto al fenómeno meteorológico ocurrido hace cuatro meses y mayores fueron las sorpresas. “En Pachuca siempre ha hecho viento, pero nunca tanto”, “nunca se había visto algo así”, “mi carro resultó aplastado por un árbol”, “en mi escuela se cayeron árboles y suspendieron clases”, comentaron habitantes.

Ese solo es un ejemplo de varios fenómenos sucedidos en la entidad, como lluvias atípicas, deslaves, calor cuando es invierno y frío cuando es primavera, por mencionar algunos. Todos tienen algo en común, son originados por el cambio climático.

Debe población estar preparada para fenómenos extremos: investigador

“El cambio climático es algo que no podemos frenar (…) es en serio, a final de cuentas el resultado más pesimista de ese fenómeno es la mortalidad de todos los seres vivos, las causas pueden ser varias, como eventos meteorológicos extremos”, manifestó el investigador Numa Pavón Hernández.

El profesor investigador del área académica de biología de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) recordó las rachas de viento huracanadas sucedidas en marzo en varios puntos del estado, “pero hay que estar preparados, no podemos descartar que se lleguen a formar, por ejemplo, tornados”.

Comentó que las zonas del Valle de México son propicias para tornados, “no podemos descartarlo y tampoco descartar inundaciones o sequías extremas en algunas regiones que generen incendios, como también ocurren con frecuencia”.

Por ello, dijo, deben adoptarse acciones de mitigación para que sean reflejadas en el futuro, “en realidad lo que hicimos mal en el pasado nos está afectando ahora y nos afectará en los próximos 20 años”.

Explicó que, “si se parara de seco la emisión de gases de efecto invernadero, del CO2 (dióxido de carbono), aun así tendríamos muchos años de efecto, porque la concentración de esos gases ya está y hay otros que apenas van subiendo a capas altas de la atmósfera, ya que tardan más”.

El experto, cuya línea de investigación es el cambio ambiental global enfocado a ecosistemas, advirtió que la población en general debe estar alerta, “y la única forma de prepararnos primero, es entender y aceptar que esto es en serio; segundo, que el tiempo lo tenemos encima y a veces no hay más tiempo para burocracias, hay que actuar ya.

“Los investigadores por nuestro quehacer estamos a disposición de participar en la solución de problemas; pero la solución no corresponde a una sola disciplina. Tienen que ser multidisciplinarios, transdisciplinarios, los trabajos para abarcar todas las posibilidades en todos los contextos, no únicamente ambiental, climático, meteorológico o biológico, sino también social y económico”, refirió.

Alerta en la Huasteca

Respecto a los pronósticos para la entidad por el fenómeno, Pavón Hernández indicó que la Huasteca es el foco de alerta en el estado y no únicamente en salud pública, sino en todo. Es la zona con mayor riesgo y vulnerabilidad de inundaciones, golpes de calor, escasez de agua y mayor vulnerabilidad a enfermedades transmitidas por vectores, entre otros.

Comentó que junto con otros investigadores de la Autónoma de Hidalgo conforman la red interdisciplinaria sobre cambio climático y actualmente trabajan con la problemática del dengue relacionado con el fenómeno, donde generan análisis de vulnerabilidad y modelos matemáticos proyectivos de la incidencia de casos.

“El vector, que es el mosquito Anopheles Aegipty, cada vez se encuentra en zonas donde no aparecía debido a los cambios de temperatura. Estamos realizando un análisis de su potencial distribución por el cambio climático, es decir, en qué sitios podría aparecer donde no está ahora”, precisó.

Incremento en temperatura

  • La temperatura a nivel global está incrementando y en poco tiempo rebasará un grado, aunque no es notorio, tiene efectos significativos
  • La red interdisciplinaria sobre cambio climático de Hidalgo encontró que en los últimos 10 y 20 años, dependiendo de la región, existieron incrementos por debajo de un grado, ya sea 0.67 o 0.7 en comparación con las condiciones anteriores
  • En la cuestión local interviene el cambio climático global, que son efectos del planeta a consecuencia de emisiones de gases; también intervienen la deforestación y el incremento de la mancha urbana, que generan islas de calor
  • Pachuca, que no es una ciudad muy concentrada, tiene una temperatura de hasta uno o dos grados de diferencia entre lo que es el centro y las periferias, debido a una cuestión física de incremento de la radiación que se refleja en el cemento
  • A nivel global se espera que no llegue a dos grados la temperatura, que es el límite y una proyección optimista, ya que generaría problemas
  • La proyección pesimista es que en los próximos 50 años incremente la temperatura global. Estudios señalan que si sube cinco grados sería catastrófico

Corredor Pachuca-Tizayuca, mayor emisor de dióxido de carbono: estudio

Pachuca, Mineral de la Reforma, Tizayuca, Zapotlán, Villa de Tezontepec y Tolcayuca conforman el corredor urbano Pachuca-Tizayuca y concentran 30 por ciento del total de vehículos en Hidalgo, generando la mayor emisión de dióxido de carbono (CO2) en la entidad.

El estudio Estimación de emisiones de CO2 para el sector transporte vial en el corredor urbano Pachuca-Tizayuca, elaborado por la estudiante de doctorado en ciencias ambientales de la UAEH María Hernández Flores, demuestra que esa región presenta más de 22 por ciento del total de emisiones de dióxido de carbono en la entidad.

Hernández Flores detalló que realizó la estimación de emisiones por el parque vehicular para el año base 2005, donde tomó como total 185 mil 887 vehículos en la entidad, información proporcionada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) del estado.

Precisó que del total de vehículos en Hidalgo, 30.2 por ciento de los automóviles pertenece a la región Pachuca-Tizayuca, lo que representa que existe un vehículo por cada dos personas, “la cantidad de autos es muy grande y aquellos fuera de vigencia más”.

Detalló que el estudio inició el año pasado y continuará con las proyecciones para los próximos años, “vamos a trabajar sobre las emisiones que se van a proyectar hasta 2030 en todos los sectores”.

Manifestó que con la investigación descubrió que “la problemática realmente está en la zona del corredor Pachuca-Tizayuca, y es algo que tiene que empezar a mitigarse desde ahorita para que no cause problemas a futuro y no acabemos con problemas de contingencias ambientales como en la Ciudad de México”.

Algunas medidas que deberían empezar a adoptarse, dijo, son alternativas de transporte para quienes utilizan vehículos compactos y subcompactos, “hay que establecer otras formas de transporte sustentable, fomentar el uso de la bicicleta o trabajar en el mejoramiento del sistema colectivo”.

Indicó que no es posible continuar con la idea que cada persona debe tener un coche, además “es necesario establecer medidas de transporte alternativo y diferente, para no terminar con el mismo problema que la Ciudad de México”.

Medidas de mitigación y adaptación al cambio climático

  • La Semarnat informó que con el fin de mitigar los efectos del cambio climático en la entidad, en 2013 publicó en el Periódico Oficial la Ley de Mitigación y Adaptación ante los Efectos del Cambio Climático para el estado de Hidalgo
  • Actualizó el eje tres desarrollo ordenado y sustentable del Plan estatal de desarrollo, en el que incluyó el objetivo general 3.1.10 transversalidad, mitigación y adaptación ante el cambio climático
  • En el mismo año el PEACCH identificó las regiones vulnerables en el estado ante los efectos del cambio climático y las posibles medidas de mitigación
  • Cuenta con la estrategia para la implementación del PEACCH, la cual permitirá darle seguimiento a las acciones de mitigación y adaptación que las dependencias y municipios realicen
  • Anunció que este año publicará el Programa de acción climática del municipio de Tulancingo

Proyecciones futuras del clima en Hidalgo

La Semarnat local presentó en 2013 el Programa estatal de acción ante el cambio climático de Hidalgo (PEACCH), documento que realiza proyecciones del clima con base en el análisis de las emisiones en diferentes sectores.
El PEACCH fue realizado por investigadores de la Autónoma de Hidalgo a petición de la Semarnat estatal; el estudio contiene 117 mapas que muestran el territorio hidalguense bajo diferentes escenarios de cambio climático en 2020, 2050 y 2075, de las distintas variables climáticas.
Entre los pronósticos para 2050 (considerado el más pesimista en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero), destaca la poca variación en la que van desde un decremento de -1.4 milímetros hasta incrementos de nueve milímetros.
Las zonas donde se observa el mayor aumento son las regiones de la Huasteca y Sierra Alta, mientras que el Valle de México parece que tendrá un decremento pequeño en precipitaciones.
En caso de la temperatura máxima las áreas con cambios mayores son más extensas. De acuerdo con los valores percentiles y graduales, las proyecciones muestran que la temperatura máxima tendrá sus mayores cambios en el caso de la Huasteca, Sierra Alta y región Otomí-Tepehua.
De acuerdo con el PEACCH en la entidad prevén un aumento general de la temperatura y disminución de la precipitación en los próximos 80 años, además de un incremento en la sequía. También esperan eventos extremos de mayor potencia, como son grandes inundaciones.

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios