CAMBIO DE PANTEÓN DIVIDE A VECINOS

343
cementerio

Divide a población cambio de cementerio

Pachuca.- En la localidad de San Gabriel Azteca, en Zempoala, recientemente fueron realizadas modificaciones en el atrio de la iglesia del lugar, que tiene más de 450 años de antigüedad, así como al viejo cementerio y algunas partes en el exterior, no obstante, vecinos denunciaron que los trabajos fueron efectuados sin contar con los permisos necesarios, por lo que ayer por la mañana, personal del INAH acudió a la comunidad para determinar si hubo o no daños al patrimonio histórico.

A mediados del año pasado, una fracción de habitantes de ese lugar denunció ante autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que las modificaciones no tenían permiso y dijeron que no han visto los documentos necesarios.

En dichas obras se contempla la exhumación de los cuerpos del cementerio para trasladarlos a uno nuevo ubicado en las orillas de la localidad, punto en el que parte de la población aseveró no estar en contra, pero dijo debe hacerse conforme a la ley vigente en todos los aspectos; mientras que otra parte, la que apoya los cambios, dijo que es para mejorar el entorno y la imagen de ese recinto religioso.

De lo anterior, presuntamente trabajadores del lugar sacaron osamentas de las tumbas, sin embargo, los quejosos reportaron que hay 66 cuerpos no ubicados; explicaron que cuando acudieron a observar las obras que se estaban realizando se percataron que sus familiares ya no estaban, además, denunciaron que los restos estuvieron expuestos más de una semana. “Nos dijeron que ya tenían permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) pero nunca lo vimos, lo mismo con lo del INAH”, explicaron los afectados.

Ayer, autoridades jurídicas y de arquitectura del instituto de antropología e historia acudieron a evaluar el avance y los permisos a petición de los inconformes, sin embargo, no les fue permitido realizar el recorrido porque según los pobladores no acreditaron su actividad pública como servidores.

Por lo que el nuevo sacerdote de la iglesia acudió a una reunión privada con el personal del INAH para efectuar otra cita para el recorrido y revisar la documentación correspondiente.

De ambas partes del pueblo, los ánimos subieron de tono, pues unos defendían las acciones para poner césped en la explanada de la iglesia, aunque eso costara el patrimonio histórico, y los segundos externaron que desean la mejora del entorno, pero conforme a lo establecido por la ley y por los reglamentos de panteones del ayuntamiento, INAH y por la Cofepris.

De acuerdo con el reglamento de panteones en sus artículos del 42 al 44, la autoridad competente, en este caso el ayuntamiento de Zempoala, deberá revisar la exhumación de restos áridos, misma que deberá efectuarse transcurrido el término al que se refiere cuando no sean sepultados a perpetuidad y serán depositados en el osario, previo aviso a los familiares.

Asimismo, el reglamento refiere que “podrán efectuarse exhumaciones prematuras en cualquier tiempo con la aprobación de la autoridad sanitaria o por orden de la autoridad judicial o del Ministerio Público, ello mediante los requisitos sanitarios que se fijen en cada caso”.

Y si al efectuarse una exhumación, el cadáver o los restos se encuentran aún en estado de descomposición, deberán inhumarse de inmediato y se dará aviso al oficial del registro del estado familiar para el refrendo correspondiente, a cargo de los deudos del o los fallecidos.

Finalmente, estipula que serán las autoridades pertinentes las que den a conocer el fallo en las diferentes instancias correspondientes para saber si hubo o no algún delito en agravio del patrimonio, salud o las funciones del gobierno municipal.

cementerio

  • Autoridadesdel INAH acudieron a evaluar los avances a petición de los inconformes, pero les fue negado el acceso

Comentarios