Cambios psicológicos y sociales de la adolescencia (Segunda parte)

434

Pachuca.- Este cambio no se vive solamente en la adolescencia, ya que la identidad no es estática, sino que a lo largo de toda la vida se continúa elaborando en ciertos momentos. Por ejemplo cuando se tiene un hijo o hija, cuando se llega a la tercera edad o cuando se da un movimiento social muy importante. Para lograr esto, se viven situaciones como: la renuncia a la dependencia de los padres, la búsqueda de la autonomía e independencia, el cuestionamiento de la autoridad de las personas adultas, el interés por tener amistades, la importancia de pertenecer a un grupo de amigos o amigas, entre otras.

Es claro que las relaciones con las personas adultas cambian drásticamente, especialmente con los padres, lo cual puede generar situaciones de conflicto ante el cuestionamiento, desafío y necesidad de probar su autoridad.

Sin embargo, si las personas adultas enfrentan estas experiencias con tranquilidad y facilitan la adquisición de la autonomía del adolescente, la transformación de esas relaciones no tiene que ser algo negativo.

Además las relaciones con las personas de la misma edad (grupo de pares) se vuelven muy importantes y necesarias, ya que estas permiten comprender mejor los cambios y vivencias que se tienen; encontrar un lugar propio en un grupo social; obtener apoyo y afecto; explorar conductas y destrezas sociales; expresar abiertamente sus deseos y necesidades.

El otro cambio del que hablaremos se refiere a la construcción de proyectos de vida para el futuro. Los proyectos de vida no se limitan a lo que se va a estudiar o en lo que se va a trabajar en el futuro, sino que se refieren también al lugar que se desea ocupar en la familia, la elección de pareja, el papel que se va a asumir en la comunidad, por ejemplo.

Para definir el proyecto de vida, se deben tomar en cuenta los intereses de la persona pero también sus características y habilidades personales, de manera tal que pueda lograr el mayor nivel de realización personal posible. Muchas veces, al inicio de la adolescencia, las personas se dejan llevar por influencias familiares al tratar de definir lo que quieren hacer en el futuro, o por pensamientos idealistas (por ejemplo, ser una estrella de cine).

El problema es que a veces estas ideas no corresponden con las posibilidades reales para realizarlo.

Después, los jóvenes se ponen más realistas, reconocen sus limitaciones y ubican sus aspiraciones en sí mismos. Sin embargo, las angustias e incertidumbres sobre su futuro van en aumento.

Al pasar del tiempo, y casi que al acercarse a la vida adulta, la mayoría de adolescentes logran más claridad con respecto a lo que desean, las posibilidades que tienen para llevar a cabo sus proyectos, y la forma en que lo harán.

A modo de resumen, te presentamos las características y cambios psicológicos y sociales que se viven en la adolescencia -Aceptas tu nuevo cuerpo: experimentas preocupación y ansiedad por los cambios físicos, por lo que te dedicas a explorar tu propio cuerpo y a tratar de verte más atractivo. Después logras sentir mayor comodidad y aceptación de tu cuerpo. Esto influye en tu autoestima y la imagen que tienes de ti mismo.

-Desarrollas un pensamiento más analítico y reflexivo: te vuelves más crítico, reflexivo y analítico.

Defiendes tus ideas y cuestionas lo que piensan tus papás, profesores y otras personas adultas. Esto te ayuda a desarrollar una conciencia realista y racional.

-Respondes a la pregunta ¿quién soy yo?: por esto cambian tus relaciones con los padres y otras personas adultas que tienen autoridad, y tienes fuertes relaciones con tu grupo de amigos y amigas.

Esto te permite tener autonomía e independencia. Al principio no estás muy claro de lo que quieres para tu futuro, por eso te dejas influenciar o tienes sueños imposibles. Luego te pones más realista, reconoces tus intereses y posibilidades, y te aclaras sobre tus proyectos de vida y cómo realizarlos.

(Fuente: “La sexualidad y la salud sexual reproductiva de las y los adolescentescon énfasis en prevención de VIH/Sida”.


Módulo de capacitación para adolescentes multiplicadores en salud Costa Rica, 2005. PAIAPrograma Atención Integral a la Adolescencia, Departamento de Salud de las Personas Caja Costarricense de Seguro Social 2005)

Comentarios