Camino a los frailes

1396

Dice mi abuela que cuando era niña su mamá le contó la leyenda de Los Frailes. Creció con la idea de que esas magnifica peñas eran religiosos castigados por Dios, quien los convirtió en piedra al ver que viajaban del convento de Actopan al de Pachuca para tener encuentros carnales con las monjas.

Decía que se encontraban ahí desde hacía muchos años, petrificados sobre una plancha de oro.

Comentarios