Un nuevo año arriba al puerto y con ello una noticia tan desfavorable como solo el cómico-mágico-musical gobierno federal puede hacer: aumento a los combustibles y por ende un duro golpe a nuestros bolsillos (y eso que aún no sube el precio de los perecederos). Así que, a manera de chunga para lidiar con semejante chin”#(¡¨*!, aquí un breve listado de himnos que, seguramente, serán la delicia en enero…Un nuevo año arriba al puerto y con ello una noticia tan desfavorable como solo el cómico-mágico-musical gobierno federal puede hacer: aumento a los combustibles y por ende un duro golpe a nuestros bolsillos (y eso que aún no sube el precio de los perecederos). Así que, a manera de chunga para lidiar con semejante chin”#(¡¨*!, aquí un breve listado de himnos que, seguramente, serán la delicia en enero…“Gasolina” de Daddy Yankee. Lo llamaron loco por allá de 2005, pero el maestro Ramón Luis Ayala Rodríguez vaticinó el alza a los precios de los combustibles y de paso popularizó el reguetón. Si no me creen, escuchen con atención sus sublimes metáforas que nos anunciaban este lamentable hecho: “Asesina, me domina/Janguea en carros, motoras y limosinas/Llena su tanque de adrenalina”. ¡Perdónanos, Daddy, no te merecemos…!“Fuel” de Metallica. Extraído de ese espectáculo pop titulado Reload, la mítica Metallica nos regala un himno llevado a cabo para quemar llanta, pisar el acelerador y saquear el Aurrera más cercano (en algunas zonas de la República optan por poner el himno del América mientras esto sucede). Lo cierto es que la banda de Los Ángeles nunca había sonado tan certera y precisa para estos momentos de incertidumbre energética y financiera: “Gimme fuel/ Gimme fire/ Gimme that which I desire”.“Se acabó la gasolina” de Los Rojos. El trío regiomontano ofrece un divertido tema norteño para bailar pegadito mientras esperamos febrero y, con ello, el nuevo gasolinazo para que nuestras lágrimas corran. Ideal para todas aquellas personas que pensaban que votar por el PRI en 2012 y apoyar el Pacto por México serían un romance grandioso… Ilusos: “Se acabó la gasolina/ El corazón ya no camina/ Y nos dejamos de amar”.“Siempre huele a gasolina” de Hombres G. En sus mejores días, el buen David Summers y compañía se armaron un “temazo” que ayudó a definir el rock en español. Desoladora como la atmósfera que se respira en algunas ciudades, inflamable como varias estaciones de Pemex y con el cinismo con que las autoridades justifican el aumento, los Hombres G también le entran al quite: “Y veremos el Sol/ Esconderse en la colina/ Pero siempre este olor/ A gasolina”.“Camaro” de Kings of Leon. Aaaaah, el Camaro, junto con el Mustang, los autos que definieron la época de los muscle cars, esos de 10 mil cilindros, que gastan 100 litros de gasolina por kilómetro y que provocan (en la actualidad) un raro padecimiento en el que sus dueños y dueñas se toman selfies al por mayor… A ver si con el aumento continúan haciendo caras de pato y de que olieron un pedo. Ante ello, los Kings of Leon supieron capitalizar el momento: “She look so cool in her new Camaro/ It’s black as coal and it goes boy, go go go/ I brought my fight next to her Camaro/ And when I fire on a smile then she blows, she blows”.“Mi cacharrito” de Roberto Carlos. El gigante de gigantes del Brasil tenía un Cadillac recién salido del taller cuando fue anunciado un gasolinazo y ¡pum!, poco a poco se fue descomponiendo y dejó de hacer su alegre bip-bip, rompiéndonos el corazón y obligándonos a pagar una checada de aceite extra. Ideal para las y los conductores de la vieja escuela que, por desgracia, tendrán que pagar más para alimentar a sus Cadillacs, sus Datsuns y sus siempre amados Vochitos.Pues bien, espero que estas canciones les hagan más llevadero este aumento de precios y, como muchos de ustedes, me sumo a las protestas ciudadanas ante estas estrategias que perjudican a la mayoría de la población mientras que nuestros representantes se aumentan bonos, sueldos, aguinaldos, dicen que “vienen a aprender” o cuestionan “¿qué hubiéramos hecho nosotros?” como si tuviéramos la culpa de su pésima gestión. Esto tiene que acabar.
@[email protected]

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anteriorDetroit ante Seattle rumbo a playoffs
Artículo siguienteComodines
Licenciado en ciencias de la comunicación y maestrante en ciencias sociales. Reportero ocasional y columnista vocacional. Ayatola del rock n’ rolla. Amante de la cultura pop, en especial lo que refiere a la música, el cine y los cómics. Si no lo ve o lo lee, entonces lo escucha. Runner amateur, catador profesional de alitas.