Sí, sí, la pesadilla se ha vuelto realidad: Donald Trump es el presidente número 45 en la historia de Estados Unidos. Así pues, ante las amenazas por la construcción de un muro fronterizo entre gringolandia y México, la deportación de millones de paisanos, la renegociación del Tratado de Libre Comercio y un montón de cosas más, aquí una breve selección de temas para hacer más llevaderos (o pesados) los primeros 100 días del primer presidente “naranja” del vecino país:

“Million dollar loan” de Death Cab for Cutie. El trío de Washington se adelantó a la tragedia trumpiana con este tema que le da con todo al magnate, desde su bronco “encanto” que solo conecta con palurdos hasta sus pretensiones mesiánicas. Que no los engañe la bella y taciturna melodía, porque tenemos ante nuestros oídos un himno brutal sobre un personaje aún peor.

“Campaign speech” de Eminem. Sólo alguien tan polémico como Eminem se le podía poner al tú por tú a una figura como Trump. Durante ocho minutos llenos de crudeza, el otrora Marshall Mathers declara la guerra al empresario así como a todos sus seguidores que se dejaron “lavar el cerebro” con su doble moral, sus propuestas de odio y sus promesas vacías que harían reír (y al poco tiempo chillar) al tío Sam.

“Locker room talk” de Cold War Kids. El cuarteto de Long Beach, California, le tira a las promesas de campaña de Trump, a las cuales califica de pure bullshit, al tiempo que le dan un útil consejo: más vale no meterse al mar con un ladrillo en el zapato, porque terminarás ahogado. Contundente metáfora en contra de un discurso sin discurso. Finalmente, se pronuncian en contra del famoso muro, convencidos de que el multiculturalismo es una de las principales columnas de ese país.

“Hallelujah money” de Gorillaz. El regreso de la banda animada comandada por Damon Albarn no pudo ocurrir en mejor momento: nada más y nada menos que en la víspera de la toma de posesión de Trump como presidente. Albarn, en ocasiones militante, entrega un tema con hartos tintes políticos que, sin querer queriendo, compara al muro de Trump con el de Jericó, a la par que critica el despotismo de esta celebridad convertida en “político”. Aleluyá por el dinero, que siempre ha sido un poderoso caballero…

“I give you power” de Arcade Fire. Así como Gorillaz, el regreso de los canadienses se da en vísperas de que Trump sea mandatario. Si bien no es la primera ocasión que Win Butler y compañía le entran a cuestiones sociales y políticas, la toma de posesión del “peinado de bacinica” es el motivo ideal para publicar su tema más político hasta la fecha, una epístola sobre el ejercicio del poder y la pretensión de la libertad.

“Frijolero” de Molotov. No podía faltar esta joya del rock nacional. Y es que, como muchas de sus rolas, pasa el tiempo pero su esencia continúa intacta, lo cual muestra que, por desgracia, las cosas no han cambiado en nada para nuestros connacionales en Estados Unidos. Ojalá el discurso del odio y la diferencia no acreciente y que las voces de igualdad no disminuyan.

¿Qué canción le dedicarían a Donald Trump? ¿Qué esperan de estos 100 días de gracia? Pues bien, que todo este discurso del odio no disminuya nuestro ánimo; al contrario, tomémoslo como la oportunidad para alzar la voz, primero, contra la corrupción de nuestro país para proseguir en el establecimiento de relaciones bilaterales fundadas en el entendimiento, el multiculturalismo y la protección de todos y todas, porque si algo hemos aprendido últimamente es que si le pegan a una nación, las fichas de dominó afectan a los demás.

@Lucasvselmundo
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios