Ya había abordado la multitudinaria pedofilia consuetudinaria del “suicidado” multimillonario de Wall Street, Jeffrey Epstein (JE),cuya hediondez –que ha infectado desde la Casa Real Británica, pasando por Bill Clinton y Michael Bloomberg, hasta Bill Gates y Elon Musk– obligó a la renuncia del secretario “latino” del Trabajo, Alexander Acosta.

Existe una “pequeña lista negra” de 92 páginas develada por Gawker de los “invitados” especiales de JE.

Wayne Madsen (WM), exfuncionario del National Security Agency (NSA), expuso los vínculos de JE con el Mossad, agencia de espionaje de Israel, y sus periplos del “tercer tipo” a Francia y a México.

WM interpreta la hermenéutica pedófila del Mossad: “El uso de menores (sic) en los casos de “trampas de miel” son prácticamente la exclusividad del Mossad”.

Dos años antes publiqué los “Sexoescándalos politizados: Israel, Mossad y Harvey Weinstein (HW) controlan Hollywood”.

A un año del “conveniente” suicidio de JE, su exnovia, la israelí-británica y criminal más buscada del mundo, Ghislaine Maxwell (GM) fue detenida por el FBI.

“Madame” Maxwell, hoy de 58 años, sirvió de proxeneta durante 30 años para su exnovio: el israelí-estadunidense JE.

La biografía del padre de GM, el magnate israelí-británico de multimedia Robert Maxwell fue hallado muerto en altamar, supuestamente por un “accidente” en su yate.

Gordon Thomas, especialista de las andanzas del Mossad, escribió un libro donde expone que el padre de GM fue un “súper-espía de Israel”.

Son conocidos los vínculos del abusador sexual HW, en su plaza de Hollywood, con el pedófilo JE quien operaba en su erótico “trapecio” geométrico y circense: en Nueva York, en su “isla de la pederastia” (en Las Islas Vírgenes de EU), en su rancho en Nuevo México y en West Palm Beach.

Bill Clinton fue “viajero frecuente” del avión particular de JE: Lolita Express.

Una foto del New York Post exhibe a los tres operadores del Mossad juntos: HW, JE y GM en una fiesta del príncipe Andrew sobre quien pende la espada psicalíptica de Damocles.

La “madame” GM será encarcelada en la misma celda de Manhattan donde se “suicidó” su exnovio pedófilo, lo que ha inducido a que se presagie la repetición de una arreglada “muerte convincente”, quizá infectada por el Covid-19, como aduce el blog (sic) Semper Tyrannis (02.07.20): “Me pregunto por qué se estaba presuntamente escondiendo en New Hampshire. Hubiera pensado que su destino más seguro era Israel (¡mega-sic!)”.

¿Existe arreglo?

La desaparición y ahora la captura de GM se prestan a todo tipo de conjeturas y cuyo testimonio, redireccionado por el Departamento de Justicia, hoy a cargo de William Barr, incondicional de Trump, puede afectar e infectar la elección presidencial. No será determinante, pero sí muy cacofónico.

¿Qué tanto la fetidez de Bill Clinton mancillará a Joe Biden?

Según mi dicotomía de los dos grupos que luchan a muerte por el control de EU y del mundo “nacionalismo contra globalismo: dicotomía del Siglo XXI Antes de la inteligencia artificial”, coloqué del lado del grupo de Rothschild/Soros/Ehud Barak tanto a JE como a HW debido a sus traslapes financieros sectoriales.

Las andanzas de JE, que serán refrendadas a conveniencia vital y financiera por su exnovia “madame” GM salpican a un nivel meramente cupular tanto a Trump como a Bill Clinton.

Saldrá mejor beneficiado a quien afecte menos el lodazal erótico, dadas las circunstancias y la explosividad de estrujantes nuevas revelaciones.

Si por su cacofonía multimediática los conoceréis, llama la atención que el portal Breitbart y el canal Fox News, ambos muy cercanos a Trump, exulten y exalten el arresto de “madame” GM, mientras The New York Times, The Financial Times y The Economist, muy favorables a Joe Biden, guardan un silencio sepulcral al respecto.

alfredojalife.com
www.facebook.com/AlfredoJalife
vk.com/alfredojalifeoficial 
www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw?view_as=subscriber

Comentarios