Caravana de Evo Morales evade bloqueos opositores

219

La Paz.- La caravana del expresidente Evo Morales avanzó ayer hacia la región boliviana del Chapare después de evadir bloqueos de opositores y en medio de muestras de cariño pero también del anuncio de protestas en su contra, en el segundo día de su retorno al país tras un año en el exilio.

Sus herederos políticos, el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca, no hicieron mención a su llegada en un acto en la región sureña de Potosí.

La caravana llegó al salar de Uyuni, donde Morales admitió que tuvieron “una linda aventura”.

“Tratamos de no entrar a la provocación de algunos grupos que siempre molestan”, agregó en una conferencia de prensa en alusión a algunos bloqueos de carreteras que realizan sectores opositores.

Se prevé que hoy ingrese al Chapare, en el centro del país.

Poco después de ganar las elecciones Arce fue cuestionado sobre una posible cercanía del expresidente, a lo que respondió que él “no gobernará bajo la sombra de Morales”. Sin embargo, se anunció un posible encuentro entre ambos.

“Al presidente no le conviene que se posesione la idea de que va a gobernar a la sombra de Evo Morales, eso seguramente lo entiende muy bien”, expresó el analista político Luis Andia a la televisora Unitel. “Morales debe ser una bisagra entre el gobierno y los movimientos sociales, especialmente los cocaleros… de tal manera que en lugar de perjudicarlo más bien lo ayude”, agregó.

Morales, de 61 años, gobernó Bolivia por casi 14 años y buscó un cuarto mandato consecutivo en las elecciones de octubre de 2019 pese a que un referendo popular le había negado esa posibilidad.

En medio de las protestas por supuesto fraude en los luego anulados comicios de los que se proclamó ganador, y que dejaron más de 30 muertos, se vio obligado a renunciar e irse a México y luego a Argentina, donde permaneció como refugiado desde diciembre.

Morales partió la víspera con una caravana de automóviles desde la localidad Villazón, fronteriza con Argentina. El presidente argentino Alberto Fernández lo acompañó hasta el puente que une ambas naciones para despedirlo con muestras de cariño.

Comentarios