Ciudad de México.-

Con la misión de disfrutar todo lo que surja de esta nueva etapa de vida que experimenta con su álbum Prometo, el español Pablo Alborán llegó ayer a la capital para hablar de esa producción y de la gira que hará por el país y Latinoamérica.

El cantante y compositor relató cómo surgió la producción, que corrió a cargo de Julio Reyes, y de la cual suenan los sencillos “No vaya a ser” y “Saturno”.

“Tuve la necesidad de parar, estábamos en mitad de un concierto y sentí que algo no iba bien, sin drama, así lo sentí. Era momento de parar, de volver a casa, y lo noté al escribir, porque no tenía nada qué contar”, contó ayer en conferencia de prensa en la Ciudad de México.

“Quería refrescar mis estudios de música, por eso me fui a Málaga de nuevo, y cuando llegué sentí lo mismo; no me sentía perdido, pero sí en una búsqueda. Me fui a Londres, solo, luego con amigos, a Portugal, estuve dando vueltas. Desconecté el teléfono y me desconecté.”

El cantante contó que luego de tres discos y varias giras por diversos países de habla hispana, hizo la pausa que requería para recargar energías y volver con el ímpetu a flor de piel.

“Volví a estudiar música cuando regresé a Málaga y este disco habla de estos siete, ocho años, en los que me la pasé haciendo muchas cosas. Y es un disco que surge de mi deseo de expresar y con esa tranquilidad de escribir, era lo que me hacía falta, porque para reencontrarte contigo mismo tienes que desconectarte un segundo.”

Alborán comenzará el primero y 2 de marzo en el Auditorio Nacional la gira que también lo llevará por Querétaro, Guadalajara y Puebla. En Monterrey estará el 9 de marzo en el auditorio Citibanamex.

Comentarios