Estimado señor presidente de
los Estados Unidos de América:

ICSHU

Le escribo con el fin de que esta carta lo haga reflexionar profundamente en que no hay en este planeta nada más importante que la vida y la felicidad. Creó que el ser presidente de una gran nación como Estados Unidos exige una gran responsabilidad ya que usted cuenta con el mayor arsenal nuclear del mundo y dado que usted puede en cualquier momento ordenar un ataque contra no importa cual país del mundo. Así que, la población de este pequeño pedazo de roca pide a usted que detenga sus amenazas y no tome una decisión que podría acabar con la vida en nuestro hermoso planeta.
La humanidad está asombrada de que una persona como usted llegara a la presidencia a pesar de ser el peor candidato de su país. Esto significa que una parte de su pueblo comparte con usted sus ideas de enriquecimiento irracional a costa del despojo de las riquezas de los demás; su racismo enfermizo a pesar que su nación, como muchas de América, se ha vuelto un territorio mestizo en el que es imposible hablar ya de pureza de sangre cuando su origen señor Trump indica mezcla racial; su ignorancia al confundir países y naciones, datos históricos incluso de la historia de su propia nación, y parece increíble porque en su país están unos de los mejores historiadores del mundo que podrían asesorarlo excelentemente; pero usted con su soberbia no le hace caso a nadie solamente a sus familiares y amigos que tienen su alma negra por su ambición personal material y su odio a cualquiera que le parezca inferior; su hipocresía religiosa de la que usted hizo gala en su discurso para justificar las bombas que arrojó a Siria, olvidando que un mes antes las bombas que usted ordenó arrojar en Yemen también mataron niños inocentes e incluso soldados de su ejército; de mentir sin ningún recato a su pueblo al inmiscuir a otra potencia en su proceso electoral para obtener la presidencia que hoy usted detenta y principalmente al rebajar a los mexicanos a delincuentes, traficantes de drogas y violadores (sabía usted que los mexicanos fundaron y conquistaron buena parte del territorio que hoy es Estados Unidos) y olvida que la riqueza de su nación es en gran parte al despojo de la riqueza de México; olvidan que nada le deben los mexicanos, y los latinoamericanos, porque aparte de que con su trabajo y los bajos salarios que percibieron muchos de los migrantes que hoy quieren correr con una patada en el trasero, ustedes tuvieron sus ciudades y pueblos limpios y pulcros con alimentos frescos y a bajos precios.
Pero lo peor que usted ha hecho es amenazar a todo el mundo con una guerra nuclear y creo que este hecho es el que resume lo más demoníaco de su persona porque con esto no solo amenaza al pueblo Coreano (que no es el gobernante en turno, sino niños, mujeres, hombres y ancianos que son los que sufrirán su locura) sino a la humanidad a la que aterroriza con un invierno radiactivo y a su desaparición después de una larga agonía sufriendo todo el horror de la muerte lenta por la radiación (ojalá visitara usted el museo del holocausto en Hiroshima para que vea que es lo que hizo alguna vez su país en el mundo).
Esperando que estas palabras lo hagan reflexionar, le envío un cordial saludo.

PD Le recomiendo encarecidamente renunciar a su cargo en este momento, y vivir plenamente con su familia largamente y feliz.

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios