Juárez y Pumas empataron 4-4 en un sufrido encuentro

Ciudad Juárez.- En un partido repleto de goles, Pumas sufrió y repartió puntos ante el FC Juárez (4-4), con lo que extendió su mala racha fuera de casa a 180 días desde su última victoria, cuando se impuso al Atlético San Luis el 20 de julio.

En el primer partido de jueves por la noche del Clausura 2020, el Club Universidad volvió a sufrir ante Bravos, ese que los eliminó en semifinales de Copa Mx y que también los dejó fuera de liguilla el torneo anterior, con un empate en la penúltima jornada.

El partido

Los universitarios fueron exhibidos en los primeros 30 minutos. El marcador se inauguró gracias a una pelota en profundidad de Diego Rolán a Mauro Fernández, quien engañó a Alfredo Saldívar para sacarlo de su zona y mandó una diagonal a Darío Lezcano, que empujó la pelota cerca al segundo palo.

Obligados a la réplica, los auriazules movieron filas al frente y empataron gracias a un balón bajo que Juan Pablo Vigón recibió en el área y aprovechó una salida precipitada de Edmundo Vázquez Mellado para pegar un zapatazo diestro inclinado hacia el poste izquierdo.

Los dirigido por Gabriel Caballero recuperaron la ventaja en un tiro de esquina, cuando Lezcano recibió un centro de Israel Jiménez y mandó un cabezazo al segundo palo, imposible de defender para el Pollo Saldívar.

Bravos atacó con contundencia y provocó errores de su rival. Alejandro Mayorga derribó a Diego Rolán en el área, y aunque el árbitro Víctor Alfonso Cáceres no marcó nada en primera instancia, la decisión fue rectificada tras una revisión en el VAR.

Desde los 11 pasos, Rolán abatió al guardameta universitario con un tiro pegado al poste izquierdo. La escuadra de Míchel batalló para recuperarse. La esperanza llegó al 38, con un riflazo largo de Andrés Iniestra que se le escapó a Vázquez Mellado. Esa desconcentración terminó costándole un gol.

Antes del silbatazo intermedio, el Lobo Iniestra se quedó cerca de igualar el choque, pero su cabezazo terminó demasiado lejos del arco fronterizo.

Con energía renovada, Pumas regresó a la cancha con la obligación de salvar el resultado. Apenas tres minutos después de la reanudación, Favio Álvarez hizo la hazaña y clavó un zurdazo directo en el ángulo para empatar en el Benito Juárez. La voltereta se consiguió 10 minutos después, cuando Pablo Barrera le puso un balón a Carlos González, quien con un certero cabezazo fusiló a Vázquez Mellado y adelantó a los suyos por primera vez en la noche.

Bravos, sin el mismo ímpetu de la primera media hora, volvió a poner a los Felinos contra las cuerdas, con un zapatazo izquierdo de Brian Rubio que terminó en el centro del arco e igualó el cotejo. El juvenil delantero llevaba 96 segundos en la cancha y ese tiempo le fue suficiente para arruinar la fiesta de los capitalinos.

Comentarios