Dentro de los tres parques nacionales localizados en Hidalgo se distingue por su singular paisaje, elevada riqueza de especies y plantas, el parque nacional Los Mármoles, declarado como tal el 12 de agosto de 1936. Este, junto con el de Tula (declarado el 20 de noviembre de 1981) y el de El Chico (declarado el 6 de julio de 1982), representan parte de la biodiversidad de la entidad hidalguense.

Los investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Arturo Sánchez González, Susana Valencia Ávalos y Erika Álvarez Zúñiga se dieron a la tarea de indagar sobre las especies de encinos localizadas en el parque nacional Los Mármoles, que abarca los municipios hidalguenses de Zimapán, Jacala, Pacula y Nicolás Flores, con un área de 23 mil 150 hectáreas.

El parque es un área natural protegida que ocupa el segundo lugar en extensión territorial en Hidalgo, que como complemento aporta datos sobre su riqueza y distribución por el tipo de vegetación y altitud que tiene, en donde los investigadores determinaron la existencia de 17 especies de encinos, también conocidos como robles o belloteros.

En el Catálogo ilustrado de los encinos del parque nacional Los Mármoles, estado de Hidalgo, México se describe que los encinos constituyen un componente florístico, estructural y funcional de gran importancia en los bosques de zonas templadas, húmedas (bosque mesófilo de montaña), subhúmedas (bosque de oyamel, pino), subtropicales (bosque subtropical húmedo) y matorrales de las zonas áridas y semiáridas.

El grupo de investigadores del área académica de biología del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) refiere que el objetivo del catálogo ilustrado es proporcionar información básica y práctica para la identificación de especies y encinos del parque. Para ello, el lector cuenta con clave de identificación de las especies, su descripción y van acompañadas de fotografías de las hojas y del follaje. Dichos resultados generan conocimiento básico sobre patrones de riqueza y distribución de numerosas especies y distintos grupos taxonómicos que deberán ser de utilidad para establecer estrategias de manejo y conservación, así como para generar políticas públicas. Esta obra tiene para el público la finalidad de influir en la preservación de encinos y el uso adecuado de estos.

Conociendo más del área natural protegida de Los Mármoles, esta fue declarada por decreto presidencial el 12 de agosto de 1936 por el entonces presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río. Está localizada en la cadena montañosa conocida como la Sierra Gorda, dentro de la Sierra Madre Oriental. En la parte oriental del parque fluye el río Amajac; existen dos tipos de clima: templado-húmedo y semicálido; su geología se caracteriza por rocas sedimentarias y marinas (calizas y lutitas).

La distribución de las especies de los encinos se caracteriza por el tipo de vegetación y altitud; sin embargo, a decir de los autores, se detectan dos grupos con distribución contrastante: el primero incluye 10 especies con forma de crecimiento arbóreo, y en el contraste se identifican seis especies con forma de vida arbustiva. En su trabajo de campo, los investigadores observaron durante recorridos los tipos de vegetación y realizaron la recolecta para estudios de laboratorio y clasificación taxonómica, lo que se describe en el libro.

Los autores procuraron que el lector se interesara en la identificación de las especies. Las imágenes que se presentan son elocuentes para distinguir distintas especies de árboles, hojas, cortezas y frutos. Esta edición será de gran utilidad para estudiantes de las áreas académicas de biología y ciencias forestales, y orientará a la cultura de la biodiversidad.

Arturo Sánchez González, Susana Valencia Ávalos y Érika Álvarez Zúñiga comentan que la elevada riqueza de especies de encinos de Hidalgo se relaciona principalmente con la orografía de la Sierra Madre Oriental y ha generado una gran variedad de ambientes contratantes, desde los secos hasta los húmedos. Estiman que de las 17 especies de encinos que se distribuyen en el parque nacional Los Mármoles, 46 por ciento están registradas, lo que representa un avance importante en su estudio, y los investigadores concluyen que para proponer un programa integral de manejo y conservación adecuado en ese espacio es necesario practicar un análisis en el contexto cultural, económico, natural y social, a través de la participación de los distintos entes de la sociedad, así como en el contexto natural y biológico. Hace falta una política para definir con certeza la riqueza florística de cada uno de los tipos de vegetación existente en el parque. Este catálogo aporta una importante contribución al conocimiento de la biodiversidad de la riqueza natural, patrimonio de los hidalguenses y de la humanidad.

El Catálogo ilustrado de los encinos del parque nacional Los Mármoles, estado de Hidalgo, México es resultado de una línea de generación y aplicación del conocimiento establecida en el Plan Institucional de Desarrollo de la UAEH que realizan profesores e investigadores en el ejercicio responsable de la autonomía universitaria, garantía para lograr la innovación y el desarrollo en materia de educación.

El texto puede consultarse en las bibliotecas de la UAEH. Leer y saber leer nos puede llevar a ser mejores como individuos y como sociedad. Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

Comentarios