El libro de la semana

Bajo el sello editorial de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo se publica el libro Catálogo de plantas medicinales y otros usos de la Sierra Otomí-Tepehua, que da cuenta de la diversidad y la distribución de 84 especies en la entidad.
La coordinadora de la obra Adriana Gómez Aiza afirma que la región Otomí-Tepehua es uno de tantos nombres que ha recibido un conjunto de municipios ubicados al oriente de Hidalgo, encallados en la abrupta Sierra Madre Oriental. Comprende los territorios de Acaxochitlán, Agua Blanca, Tenango de Doria, San Bartolo Tutotepec y Huehuetla, cada uno con sus propias particularidades topográficas, ecológicas y culturales.
Dependiendo de la altitud y de los factores geofísicos, presenta tres tipos de bosque: pino-encino, mesófilo de montaña y tropical perennifolio. Se añaden las franjas de transición entre ecosistemas y zonas antrópicas como huertos de café, milpas tradicionales y potreros. El crisol de biotas se nutre con distinto tipo de manejo que se ejerce sobre ellos, producto a su vez de diferencias culturales.
Como su nombre indica, grupos de origen otomí y tepehua habitan la sierra, al lado de los nahuas, segunda etnia en número de habitantes en la región y el grupo con más hablantes a nivel estatal. En muchas localidades, la población indígena es mayoritaria.
Esa riqueza natural y cultural refleja el aislamiento de la región. Lo escarpado del terreno dificulta el acceso terrestre, la población suele quedar incomunicada por semanas en época de lluvia, con inevitables inundaciones, derrumbes o deslaves. Los accidentes orográficos también explican el patrón de concentración-dispersión residencial y la falta de servicios básicos, entre los que se cuentan instalaciones sanitarias, médicas y educativas, vinculadas con la atención a la salud y el acceso a la información. Frente a esa realidad,
la medicina tradicional y el uso de plantas con fines terapéuticos se mantienen vigentes y adquieren mayor relevancia.
Esa riqueza y variedad han sufrido deterioros. Tanto flora como saberes locales se ven amenazados por factores productivos que impactan las características de la biota, como la introducción de especies exógenas y la ampliación de potreros, la sustracción clandestina de especies nativas cotizadas –en particular maderas “preciosas” y aves “exóticas”–, la explotación no sustentable de especies silvestres, la biopiratería, la erosión de suelos y la contaminación.
Los factores sociales hacen su parte en lo que toca a los procesos de transmisión del saber: la instrucción escolarizada y la migración se asocian a la transformación de patrones culturales, a la pérdida de lengua materna y al eventual abandono de normas y pautas tradicionales.
La coordinadora del catálogo Gómez Aiza conjuntamente con los investigadores Laura Gómez Aiza, Teresa Pulido Silva y Sergio Sánchez Vázquez, describen en el texto que más que un riesgo a desaparecer, es un asunto de adaptación. Muchas prácticas de los terapeutas tradicionales dialogan con las concepciones de las instituciones de salud pública, y ambas medicinas se fusionan con las realidades que rodean a los pueblos de la Sierra.
El presente catálogo busca reconocer y dar voz a otras formas de utilizar recursos bióticos y de curar el cuerpo. Tras el uso de una planta, subyacen estructuras simbólicas, saberes, creencias, mitos, leyendas y rumores que le asignan determinados usos y propiedades vinculadas con la salud y el bienestar.
En el libro Catálogo de plantas medicinales y otros usos de la Sierra Otomí-Tepehua, que contó también con la colaboración de Aidé Avendaño Gómez y Beatriz Ramírez Pérez, se documentaron los saberes y prácticas en torno a las plantas de importancia para los propios habitantes, en función de sus dolencias y creencias. Incluye principalmente plantas de uso terapéutico, así como algunas de valor en el manejo de cafetales y huertos familiares.
Además de la ficha técnica y una imagen fotográfica de las 84 especies seleccionadas, se ofrece información y comentarios de índole biológica, ecológica, etnográfica, histórica, médica o fitoquímica, que brindan al lector una explicación contextual más amplia sobre temas particulares asociados al manejo, conservación, valor económico o simbólico de esa especie. En algunos fue posible incluir material visual de apoyo, lo mismo pasa con los casos donde fue posible interpretar etimológicamente los nombres en nahua de ciertas plantas.
El propósito ha sido que al consultar el material incluido en el catálogo pueda compararse el manejo de una planta, así como los padecimientos y la terapéutica en que se emplea en distintas áreas culturales. El equipo de trabajo se acercó a los conocimientos locales y los modelos de catalogación de los recursos naturales, a las maneras de relacionarse con el entorno, a las categorías que definen los procesos de salud-enfermedad y regulan el manejo de los eventos patológicos y a las distintas visiones sobre el cuerpo humano y la práctica terapéutica, con una visión panorámica e integral.
La riqueza de la información refleja un arduo intercambio interdisciplinario entre investigadores y estudiantes del área académica de historia y antropología del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) y del área académica de biología del Centro de Investigaciones Biológicas, ambos pertenecientes a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
Se contó con la colaboración de investigadores externos y de estudiantes, pero sobre todo con habitantes de origen tepehua, nahua, otomí y mestizo de las comunidades de la Sierra Otomí-Tepehua, que compartieron sus experiencias y conocimientos.
Sirva este como un espacio para honrar la autoría que le corresponde a Francisca, Ernestina, doña Chabe, Tomasa, doña Amalia, el señor Antonio, don Beto, Natalia, doña Guadalupe, Miguel, Nancy, María, la señora Estela, don Mauro y el profesor Evencio.
La investigación que precede la elaboración del catálogo y la impresión del mismo fueron posibles gracias al apoyo técnico y financiero del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), institución patrocinadora del proyecto de investigación “Manejo de recursos bióticos en la periferia hidalguense de la Sierra Madre Oriental. Saberes y prácticas en torno a la salud y el bienestar”, a través de su programa de Fondos Mixtos Hidalgo, con participación del gobierno del estado.
El libro Catálogo de plantas medicinales y otros usos de la Sierra Otomí-Tepehua fue presentado el pasado viernes en la 38 edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería que organiza la UNAM, espacio cultural donde tuvo una gran aceptación por su investigación y los comentarios que se realizaron entorno a esta edición de la UAEH.
Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica [email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios