Pachuca.-

Palos, tubos de puestos ambulantes y dos cohetones bastaron a seguidores del Perro Pelcastre para desquiciar el centro histórico de la bella, airosa y navideña Pachuca; la detención del rey de los comerciantes enfrentó a los fieles con municipales.
A cuadras del Reloj de Pachuca, que marcaba pasadas las 12 horas, a la plaza Constitución en las inmediaciones del mercado Primero de Mayo arribó el líder de la Federación de Organizaciones Independientes de Hidalgo (Foideh) Óscar el Perro Pelcastre acompañado de su séquito y el regidor independiente Navor Rojas Mancera.
Ahí, reiteró que más que por los lugares que peleaba para vender durante la temporada navideña (pacto que firmó la alcaldía con ellos y otras cinco organizaciones de ambulantes para dejarlos vender del 7 de diciembre al 7 de enero), la Foideh se instalaría para ofrecer sus productos en el centro histórico, pues se venció el plazo de seis meses que dieron para la entrega de un mercado municipal.
El regidor, a manera de amigo, lo arropó y dijo que arreglaría una mesa de diálogo entre la organización, la presidencia y el gobierno del estado; el Perro en agradecimiento lo acompañó de regreso a la Casa Rule, sede del ayuntamiento.
Ya en la boca del lobo, en un operativo con más de 50 elementos de la Policía municipal, arrestaron al líder, quien abordó la patrulla 01-703 para ser presentado en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH).

En la calle de Morelos

Pero eso era solo el comienzo, tras la detención, la esposa del líder y agremiados de la federación de organizaciones comenzaron a abalanzarse contra los policías afuera de la presidencia en la calle Pedro María Anaya y bajaron sobre José María Morelos hacia la plaza Constitución, perseguidos por cerca de 15 granaderos municipales.
En esa calle, pasos antes de la plaza se dio el enfrentamiento más fuerte, del lado donde se ubica el ayuntamiento los uniformados, cerca del mercado los semifijos, estos últimos comenzaron a lanzar palos, huacales completos y dos cohetones a los policías.
Ellos aguantaron y repelieron, con sus toletes chocaban los escudos y en actitud retadora avanzaron hacia los comerciantes, al momento que ellos rompían tabiques para lanzarlos como piedras y los tubos de los puestos los movieron a manera de chacos con la intención de repeler a los granaderos.
Pasaron minutos cargados de tensión, los locatarios comenzaron a bajar sus cortinas y las personas a no pasar por el primer cuadro; finalmente cedieron, los comerciantes hacia la plaza y los policías a la alcaldía.

Una hora para liberar al rey

Sin embargo, el operativo policiaco continuó por más horas, los comerciantes agrupados y en conferencia de prensa improvisada acusaron a la alcaldía de secuestrarlo, y dieron una hora para que lo liberara, de lo contrario harían desmanes en la plaza y las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública.
Al momento, unos 20 elementos de la Policía estatal arribaron al lugar en dos tanquetas, con equipo antimotines y patrullaron el primer cuadro del centro.
Con el tiempo las cortinas comenzaron a reabrir, el Perro siguió detenido y la plaza con comerciantes que no les quedó más que decir cayó el Perro, que viva el rey.

Que quede bien claro, así como nuestro presidente (Pelcastre) da la vida por su gente, su gente la va a dar por él, y que llegue a las consecuencias que llegue, porque todo lo tenemos perdido, tenemos un año sin trabajar, el error de nuestro presidente es siempre defender a la gente, darles trabajo”

Agremiados de la Foideh

Comentarios