Pachuca.- Por la mínima diferencia, los Tuzos del Pachuca derrotaron 1-0 a Jaguares de Chiapas para conseguir su segundo triunfo consecutivo en el Clausura 2017, en partido de la jornada dos, disputado en el estadio Hidalgo.
La única anotación del partido fue obra de Rubén Botta al minuto 41 del primer tiempo.
La escuadra dirigida por Diego Alonso llegó a seis puntos y se mantiene en la parte alta de la tabla; por su parte, Chiapas, que no vio actividad en la fecha uno, se quedó con cero unidades.

El partido

Un minuto de silencio en memoria del club Chapecoense dio la apertura del juego en el estadio Hidalgo, que casi se llenó para el primer partido de local de los Tuzos en el Clausura 2017.
Fue Jaguares el que primero tocó la puerta en una jugada en la que Mateus Gonçalves estuvo cerca de marcar, al final el balón se paseó por el área y salió.
Pero fue cuestión de minutos para que Hirving Lozano comenzara a crear peligro. Al minuto 10 cedió un pase a Braian Rodríguez, quien debutó con Pachuca, que entró de frente a Moisés Muñoz pero su disparo se fue por un lado. Dos minutos más tarde se presentó otra jugada similar, pero ahora la pelota le quedó al Chucky, hizo un recorte y remató, Muñoz rechazó y en el contrarremate el ocho del Pachuca mandó la bola para afuera.
Jonathan Urretaviscaya exigió a Muñoz en un tiro libre, pero el exarquero americanista voló para enviar a tiro de esquina. Por el otro lado, Chiapas también hizo que Óscar Pérez sacara sus mejores reflejos en un disparo de Luis Mendoza dentro del área, que también desvió a córner.
La paridad se rompió al 41, cuando Rubén Botta tomó la pelota fuera del área, hizo un recorte hacia adentro y remató al primer palo, para vencer a Muñoz y poner el 1-0 para la casa antes de irse al descanso.
En la reanudación Jaguares entró más conectado y al 56 el Conejo salvó a los Tuzos del empate después de una jugada que armaron Fabro y Dieter Villalpando, que culminó el Quick Mendoza con un disparo pegado al travesaño, pero Pérez rasguñó la pelota y mandó a tiro de esquina.
Pachuca respondió con un remate de Víctor Guzmán, que se fue por arriba del marco.
El partido se volvió frío como la noche y por varios minutos ninguno de los dos equipos pisó el área. Al 66, un “improvisado” se metió a la cancha. Era un perro que se paseó alegremente por el campo hasta que lo sacaron por el túnel.
Chiapas sacó del letargo al partido en un cobro de tiro libre. El disparo llevaba dirección de gol pero el Conejo sacó a una mano, en el contrarremate el balón quedó en el área y como pudo la defensa albiazul alejó el peligro. En la jugada quedó un jugador Jaguar tendido.
Cerca del final del partido, Erick Aguirre se topó con la pelota en el área y remató a “quemarropa”, pero Moisés Muñoz estuvo atento y mandó a esquina.
Aguirre todavía estrelló un balón en el travesaño pero el marcador ya no se movió y Pachuca conquistó su segunda victoria al hilo en el torneo.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorAbre UAEH convocatorias para cursos de idiomas
Artículo siguienteQueda en familia
Emma Fermín
Egresada de la UAEH, reportera deportiva. Siete años en el medio, y los que faltan. E-mail: [email protected]