El festejo dio lugar a la firma de dos convenios de colaboración y la develación de una escultura

Atotonilco de Tula.- El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Adolfo Pontigo Loyola encabezó los festejos del 10 aniversario de la Escuela Superior de Atotonilco de Tula (ESAT), donde la comunidad estudiantil y del lugar celebró además con las firmas de dos convenios de colaboración, así como la develación de una escultura.

Asimismo, signó dos convenios generales de colaboración con Leticia Hernández Vergara, gerente general de Médica Azul, y Octavio Solís Vargas, representante del Grupo Industrial RGL. Dichos acuerdos permitirán acciones de vinculación, investigación, de prácticas profesionales y servicio social.

“No se puede concebir el desarrollo y el avance de una sociedad si no hay educación”, declaró Pontigo Loyola al dar un mensaje ante el presidente municipal Raúl López Ramírez; de Sharon Vargas Zamora, directora de la ESAT; integrantes del ayuntamiento municipal; el comité del Ejido de Progreso; madres y padres de familia, así como académicos y estudiantes reunidos en la explanada del plantel universitario.

El rector expuso que las universidades son el mejor ejemplo de justicia social, por ello, desde 1999 la Autónoma de Hidalgo acortó las brechas y fundó unidades académicas en distintos municipios del estado, a los que llevó programas de licenciatura y bachillerato. Actualmente, dijo, suman 21 los planteles a los que pueden acceder los hidalguenses y de otros estados.

Destacó la importancia de la Escuela Superior de Atotonilco de Tula, localizada en una región a la que ha podido ofrecer dos licenciaturas y el nivel medio superior, un campus que es parte de la visión de una universidad que aspira a ofrecer educación de calidad, que posiciona internacionalmente a todos los hidalguenses.

En ese sentido, subrayó que la máxima casa de estudios de la entidad actualmente ocupa un lugar privilegiado, pues se encuentra entre las 17 instituciones de educación superior reconocida por sus indicadores a nivel mundial y colocada en el mil uno plus, según el organismo británico Times Higher Education (THE).

En su oportunidad, el presidente municipal Raúl López Ramírez se congratuló con la ESAT por sus 10 años, y también con la UAEH por sus 150 años de vida institucional. “La educación tiene un poder especial: el de cambiar y transformar a la gente”, indicó.

Tras referir que esa zona es meramente industrial y altamente contaminada, solicitó al rector considerar programas académicos afines con enfoques al cuidado del medio ambiente para desarrollar profesionales que transformen la calidad del entorno.

En tanto, la directora Sharon Vargas subrayó que los estudiantes son el principal motor que impulsa a directivos y académicos a dar el esfuerzo diariamente. Agradeció el esfuerzo constante para el aseguramiento de la calidad de los programas educativos, pues psicología e inteligencia de mercados se encuentran reconocidos, así como su bachillerato. Mencionó que, en su momento, el plantel inició con 25 estudiantes, ahora cuenta con una plantilla de 754 y 50 académicas, para sumar así 804 personas.

Posterior a ese acto, la comitiva develó la escultura La Garza de la Autonomía, realizada por José Luis Acosta García, quien explicó que la figura dorada de aproximadamente dos metros de altura refleja un sentido emocional, de libertad y unión.

Además, como parte de la celebración de los 150 años de la UAEH, así como de los 10 años de la ESAT, el alumnado exhibió trabajos pictóricos que pudieron apreciarse en la entrada del plantel.

En medio de un gran ambiente en el que destacaron las porras universitarias, la comunidad de la Escuela Superior de Atotonilco de Tula festejó 10 años con un convivio en compañía de las autoridades de la casa educativa, municipales y ejidales.

  • La directora Sharon Vargas subrayó que los estudiantes son el principal motor que impulsa a directivos y académicos a dar el esfuerzo diariamente. Agradeció el trabajo constante para el aseguramiento de la calidad de los programas educativos
  • El rector de la UAEH Adolfo Pontigo expuso que las universidades son el mejor ejemplo de justicia social, por ello desde 1999 la Autónoma de Hidalgo acortó las brechas y fundó unidades académicas en distintos municipios del estado con programas de licenciatura y bachillerato
Escuela Superior de Atotonilco,ESAT,UAEH

Comentarios