Celulares de los 43 estuvieron activos después del ataque

186
43
Lo que “hecha abajo la llamada verdad histórica” que argumentaba que fueron calcinados con sus pertenencias

AGENCIA
Ciudad de México

En la audiencia por el caso Ayotzinapa realizada ayer, en el marco del 163 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), representantes del gobierno mexicano revelaron que nueve líneas celulares de los 43 normalistas desaparecidos estuvieron activas después de los hechos. Esto, dijeron representantes de las víctimas, “echa abajo la llamada verdad histórica” que argumentaba que los estudiantes fueron calcinados con todo y sus pertenencias entre el 26 y 27 de septiembre de 2014.
En esa misma sesión, la presidenta de la CIDH Esmeralda Troitiño y el comisionado James Cavallaro indicaron que existen informes de que los miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) pudieron ser víctimas de espionaje telefónico por parte de dependencias del gobierno mexicano, con el mismo programa Pegasus del que hace unos días denunciaron haber sido víctimas periodistas y defensores de derechos humanos.
Por ello, los comisionados de esta entidad de la Organización de Estados Americanos y los representantes de los familiares de los 43 normalistas demandaron una explicación a los funcionarios gubernamentales presentes en la sesión y exigieron una investigación a fondo.
Mario Padrón, director del centro de derechos humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), cuestionó si el gobierno mexicano “tendrá la voluntad de investigarse a sí mismo”.
Los representantes gubernamentales, encabezados por el subsecretario de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación Roberto Campa Cifrián, señalaron que ya investigan el presunto espionaje, además de que el caso de Ayotzinapa para nada está cerrado y siguen todas las líneas de investigación, incluidas las que recomendó el GIEI.

Comentarios