Cesan a juez por “chocolates”

459
chocolates

VÍCTOR FUENTES /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) sancionó a un juez y seis funcionarios por transas y permitir el ingreso de miles de autos usados sin cumplir los requisitos legales.

El caos prevaleció entre 2010 y 2013 en un juzgado de distrito de Mexicali que autorizó el ingreso al país de miles de autos usados sin cumplir la ley.

En esa red de corrupción estuvieron implicados mandos de las oficinas centrales del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y de las aduanas de Mexicali y Ciudad Juárez. Incluso, el administrador central de apoyo jurídico de aduanas Marco Flavio Rigada Soto fue cesado en marzo pasado.

Hace dos semanas, organizaciones de importadores denunciaron que en esas mismas aduanas ahora se está permitiendo el ingreso ilegal de autos a grandes importadoras a cambio de cuotas de hasta 200 dólares por unidad.

El CJF destituyó al juez José Daniel González Vargas y a su secretario Ricardo Arreola Villanueva, ambos suspendidos desde junio de 2014, por actuar con “notorio descuido” al beneficiar a importadores de autos “chocolates”.

También los multó con 465 mil y 370 mil pesos, respectivamente, por ingresos no justificados con su salario como servidores públicos.

Los demás empleados recibieron sanciones que van de suspensión por un año sin goce de sueldo hasta apercibimientos.

Es la primera vez que el CJF sanciona de manera simultánea a ese número de empleados de un solo juzgado.

González se suma al exjuez José Neals Andre Nalda en la lista de destituidos por beneficiar a los importadores de autos usados de Baja California.

Originalmente, González fue investigado por conceder una suspensión a la empresa Automotores Triple R para importar al país autos usados sin sujetarse a reglas del gobierno federal. Durante la investigación del CJF se confirmó ese beneficio irregular en al menos ocho amparos presentados en 2011 y 2012.

Irma Figueroa Aboytia, secretaria que ejerció funciones de jueza en ausencia de González, fue suspendida un año, pues también concedió suspensiones a importadores de autos.

Empresas como Comercializadora de Autos Goal, Grupo Empresarial Yamve y Grupo Empresarial Caoman fueron algunas de las que pudieron internar al país autos viejos sin cumplir requisitos ambientales, fiscales y de reglas de origen.

César Enrique Rodríguez Méndez y María Esther Velázquez Dueñas, secretarios del juzgado, fueron inhabilitados tres meses para el servicio público por descuidos en la integración de actas de diversas causas penales.

Comentarios