Pachuca.- La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) cumplió el 29 de agosto sus 22 años de creación, dentro de la plantilla de los músicos están aquellos que han estado presentes desde el día uno.

Es el caso de Charles Andrade González, integrante de la sección de violas en la orquesta universitaria y músico fundador de la misma, a quien Libre por convicción Independiente de Hidalgo entrevistó.

¿Cómo fue que se entera sobre la formación de la Orquesta Sinfónica de la UAEH? ¿Cómo llega?

“Cuando se forma la orquesta en su mayoría estaba integrada por estudiantes de la escuela Ollin Yoliztli, de la Ciudad de México, todos compañeros míos; en ese entonces vivía y trabajaba en la ciudad de Jalapa y coincidió mis primeras vacaciones con este primer periodo de prueba de la orquesta, vine a Pachuca a visitar a mis amigos y pues aquí me quedé.”

Son 22 años de la OSUAEH, ¿cómo ha visto la evolución de la misma?

“El progreso ha sido a la par de la evolución de la cultura en Pachuca, a la orquesta sinfónica le ha tocado un poco picar piedra en cuanto a cultura a otro nivel de estado, eso mismo se ha visto reflejado no nada más en música, sino en otras áreas del arte en general en el estado, bueno, la creación no solo del Instituto de Artes, sino que ya hay mucho más propuestas para estudiar arte, lo cual es consecuencia de estos 22 años de la cultura de la orquesta.”

Desde el primer director que estuvo con ustedes hasta Gaétan Kuchta, ¿cómo se han dado estas transiciones por las que han pasado?

“Cada músico siempre deja un sello, ya sea un atrilista, un principal, o en este caso, un director de orquesta. Creo que cada maestro que ha estado en esta orquesta ha dejado ese sello, esa parte de su personalidad musical en esta orquesta, el resultado es que esta orquesta tiene un sonido muy propio, ciertamente ahora que entró el maestro Gaétan como que sufrió una transformación técnica de pretender tocar a un nivel más avanzado, pero eso no significa que el nivel de la orquesta fuera bajo, porque se ha demostrado que hay cosas que hemos estado dando el ancho como se dice coloquialmente.

“El maestro Gaétan, siendo francés y especialista en esta música impresionista, le ha dado ese sello que tal vez faltaba un poquito en ese tipo de música, la orquesta era muy buena tocando programas nacionalistas, Beethoven, programas por decir de alguna manera conocidos, pero cuando nos enfrentaron a piezas ya de otro carácter, de otro estilo, a lo mejor nos quedaba un huequito que el maestro Gaétan ha sabido llenar.”

En estos 22 años, seguro ha habido anécdotas

“Justamente la semana pasada comentábamos en una reunión de pensar en hacer un libro, son tantas las anécdotas de la orquesta, desde su creación hasta estos últimos días, creo que la gran anécdota es la orquesta en sí, este proyecto que al principio no le daban más que unos meses, a ver si pega y pues ya son 22 años y sigue. Realmente se está comprobando que no solo es un proyecto musical, tiene que ver con la cultura no solo en Pachuca, sino en el estado, con la creación de nuevos artistas, todo eso tiene que ver la orquesta, no solo es un conjunto de equis personas tocando bien o mal, sino todo lo que hay alrededor de una orquesta sinfónica.”

Ha habido programas memorables, como directores huéspedes, solistas invitados, ¿algunos que usted considere importantes o igualmente memorables?

“Es difícil pero, por ejemplo, una obra que recuerdo mucho, significativa para mí, yo creo que los primeros años de la orquesta se hizo un ciclo de tocar el Réquiem de Mozart, me tocó justamente tocarlo pero fue algo muy especial en el convento de Metztitlán. Estaba sentado justo frente al coro, en medio de las sopranos y las contraltos, era una experiencia fabulosa tenerlos como en estéreo en ese lugar magnifico, para mí ha sido uno de los conciertos memorables. Otros cuando hemos tocado en Bellas Artes, Nezahualcóyotl, en cuanto a solistas, ciertamente los que ha traído el maestro Gaétan creo que ha sido de lo mejor que hemos tenido sin demeritar el trabajo de los compañeros, pero, ahora no recuerdo su nombre, pero fue una maestra rumana que me impactó, vamos de sorpresa en sorpresa. De obras que hemos tocado obviamente el Réquiem de Mozart,
ahora que hemos hecho un ciclo de Mahler que es para mí increíble, haber tocado Stravinski, Prokófiev, esos grandes compositores, no podría mencionar solo uno.”

Últimamente hemos visto este equilibrio entre la música clásica y la música popular, ¿cómo ve este balance, esta mezcla?

“Creo que acabas de decir dos palabras: mezcla y equilibrio, no sé si esta mezcla sea tan equilibrada, en lo personal a mí me gustaría solo tocar sinfonías, música de carácter pues, sinfónico; pero estos tiempos son otros y eso es algo que como artistas tenemos primero vislumbrar y luego aceptar, hay que llegar a la cultura a todos lados, la cultura también es rock, es música popular. No solo tocamos Beethoven y Bach, sino también tocamos Queen y Radiohead y lo que nos pongan en frente igual de bien,
con el mismo gozo.”

¿Hacia dónde va la orquesta ahora?

“Veo que va a un proceso de profesionalizarse aún más, creo que los tiempos de cultura en México han subido mucho de nivel, y bueno, no podemos quedarnos rezagados; hay muchas orquestas que han subido mucho su nivel en el país, no nos podemos quedar atrás, el reto es profesionalizarnos tanto individualmente como colectivamente, no nada más en lo musical, sino en todo lo que es creación de cultura de parte de la orquesta hacia la sociedad hidalguense. Han sido 22 años maravillosos, con muchos retos
que aún queda esa cosquillita
por cumplir; creo que estos
22 años han sido un buen inicio,
pero hay que seguir adelante”, concluyó el músico.

  1. Para el músico, el progreso de la orquesta ha sido a la par de la evolución de la cultura en Pachuca, pues le ha tocado “picar piedra en cuanto a cultura a otro nivel de estado”
  2. Consideró
    que una obra significativa para él ha sido interpretar el Réquiem de Mozart, efectuado en Metztitlán durante sus primeros años como miembro

Han sido 22 años maravillosos, con muchos retos que aún queda esa cosquillita por cumplir; creo que estos 22 años han sido un buen inicio, pero hay que seguir adelante

Charles Andrade,UAEH
Charles Andrade,UAEH

Comentarios