Esta es la tercera visita que hago a esta comunidad purépecha en Michoacán, y confirmo el orgullo que siento al conocer a estos mexicanos, que sin partidos políticos están dirigiendo a su comunidad con éxito, y con una gran dignidad y orgullos por sus raíces. Cherán tiene aproximadamente 18 mil habitantes, es una comunidad autónoma indígena, debo recordar, pues ya en este espacio había hecho una primera reflexión sobre Cherán, que desde 2011 sacaron a los narcotraficantes, talamontes y partidos políticos, que sobra decir estaban coludidos. Ya tienen seis años de haber ganado esta lucha y están trabajando duramente en demostrar que sin políticos la comunidad funciona y mejor que antes, la pregunta que nos podemos hacer es: ¿cuáles son los temas que hoy están tratando y preocupando a quienes están dirigiendo este proyecto comunitarios?
Debo destacar que Cherán ha logrado lo que ningún municipio autónomo había hecho en el país, tener la capacidad de decidir en cómo gastar sus recursos, esta característica los hace diferentes de otros municipios autónomos, como son los de Oaxaca, en donde aunque tienen usos y costumbres, el municipio se hace cargo de la administración de los recursos, por lo que la participación comunitaria está muy limitada. Esto no pasa en Cherán, donde la asamblea general decide dónde se gastan y dónde no los recursos públicos.
De hecho uno de los temas más difíciles que tiene que tratar el concejo mayor es cuando proponen a la asamblea general en qué se debe gastar, estos deben considerar las necesidades de la asamblea, de los consejos operativos y no deben de rebasar los límites económicos, esto es lo más difícil, pues deben estirar el dinero para que alcance para las necesidades más importantes de la comunidad. Lo interesante de esta comunidad es cómo aunque el concejo mayor es designado por la asamblea general, aun así, ellos tienen que solicitar permiso a ella para realizar los gastos más fuertes, esto es una democracia horizontal completamente, con una gran participación de su población. Uno de los temas que me llamó la atención es que con esta nueva administración este municipio no tiene deuda pública, esto es increíble, pues la mayoría de los municipios en México tienen deuda pública, para lograr esto, en primer lugar, pagan salarios muy bajos a todos los que trabajan en la estructura municipal, que son 180 empleados contando todas los consejos operativos (asuntos civiles, desarrollo social, administración, bienes comunales y barrios, procuración y conciliación de justicia, de la mujer y jóvenes) y administrativos.
Los que más ganan son los del concejo mayor, que son los equivalentes a presidentes municipales, y tienen un ingreso de 4 mil pesos a la quincena, los que dirigen los consejos operativos 3 mil pesos, por citar ejemplos, esto tiene un tema a favor y uno en contra, a favor es que no hay corrupción y que los ciudadanos de Cherán saben que cuando les toque llegar a estos puestos no se van a hacer ricos ni muchos menos y es puro trabajo por la comunidad, lo negativo es que son profesionistas, ven esto como su trabajo por la comunidad y no desean reelegirse, pues abandonan sus familias y tienen una paga muy baja.
Esta comunidad para generar trabajo tiene proyectos productivos comunitarios: recicladora, bloguera, los viveros, por mencionar los más importantes; cabe mencionar que cada uno de los trabajadores es propuesto por su fogata y tiene que ser confirmado por su barrio y por la asamblea general. Hoy me tocó conocer a quien dirige todo lo operativo del proyecto comunitario más importante de Cherán, el de los viveros, es un joven biólogo de 25 años, todos sus conocimientos y aprendizaje lo hace con una gran responsabilidad, vestido con una gran sencillez nos explicó cómo ha dirigido el trabajo de la comunidad para lograr la reforestación de los bosques de Cherán, pues los talamontes, antes del conflicto, ya habían dejado grandes zonas sin árboles; también, muy orgulloso dijo cómo este vivero ya empieza a vender pinos a otros municipios, platicó de los proyectos a futuro y que su administración terminaba en enero y él se tenía que ir; además de externar cómo estaba organizándose con los demás compañeros para que este proyecto pudiera concretarse y no se perdiera a su partida, que es lo que pasa en muchos municipios del país, ya no se continúa con muchos proyectos y cada administración es borrón y cuenta nueva.
El trabajo y profesionalismo de este joven biólogo se repite en los consejos operativos y en el consejo mayor, donde la presencia de jóvenes profesionistas es fundamental, por poner otro ejemplo, en el consejo de las mujeres me tocó conocer a una abogada, a quien acaban de nombrar y se encuentra llevando casos de violencia contra la mujer, y lo hace con mucho profesionalismo y empeño, con una gran fuerza y energía que le permite su edad, y con muchas ganas de aprender y apoyar a su comunidad.
Cherán es una comunidad purépecha, indígena, es una población sencilla que aspira a vivir con sus costumbres, que quiere salir adelante, sin embargo, ni el gobierno ni los partidos políticos les están facilitando las cosas, por ejemplo la directora del DIF, que está en el consejo de la mujer, nos platicaba que cuando van a las reuniones de asignación de recursos, los partidos políticos las quieren manipular: que este recurso lo pueden usar a su favor para posicionarse en la comunidad y que ellos las apoyarían. Esta realidad la viven los que tienen que ir a las oficinas estatales o federales por los recursos, los partidos políticos no se dan cuenta, o no se quieren dar cuenta, que es diferente la organización de esta comunidad a los municipios normales, no alcanzan a dimensionar que la comunidad de Cherán está dirigida por personas que se nombran en sus calle (fogatas), y después en sus barrios (hay cuatro barrios en la comunidad y se dividen por zona geográfica), y finalmente por la asamblea general, por lo mismo, su actuar cotidiano es observado por estas mismas instancias que los pusieron, en consecuencia, no pueden fallar a su comunidad.
Entender una lógica es difícil, pero el gobierno y los partidos políticos no quieren dejar este espacio, pues representa una pérdida de poder y dinero para ellos, no les importa el ciudadano, el respeto a sus derechos, ni el desarrollo de su autodeterminación, así que seguirán intentado dividir a la población para que esta comunidad a futuro fracase. Así que deseo que este municipio gane esta lucha, que es mucho más profunda y complicada que haber sacado a los partidos políticos, es lograr un éxito y demostrar que se puede sin institutos políticos. La lucha sigue.

Comentarios