San Francisco Cherán es la comunidad purépecha más grande en cuanto a territorio en Michoacán; a partir del 2 de noviembre la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió una resolución donde esa comunidad podía elegir a su autoridad municipal conforme a “usos y costumbres”, en este sentido este pueblo ha revolucionado: la forma de elegir a sus autoridades, la administración municipal, la defensa del medio ambiente, y en cada una de estas acciones el papel de la mujer ha sido fundamental, lo cual llama la atención pues sin necesidad de cuotas de género.
El municipio de Cherán representa un hecho inédito en la vida político-institucional de nuestro país, pues si bien hasta el año 2011 la vida institucional transcurría como en la mayoría de los municipios en México, con autoridades electas con voto universal, directo y secreto; después de esta fecha ya no se llevan a cabo ningún tipo de elección en el municipio, esta población sacó definitivamente a los partidos políticos porque los consideraban el mal del pueblo, ellos recuerdan que cuando había partidos: “la gente estaba dividida, las mismas familias están divididas, además los partidos políticos privilegiaron demasiado sus propios intereses, olvidándose de la comunidad, había corrupción y mucha inseguridad”.
Hay que aclarar que esta nueva forma de organizarse surgió no solo por todos los males que traían los partidos políticos, sino también por el problema tan grave de inseguridad pública (narcotraficantes) y el de la tala de árboles, fundamentalmente, de zonas sagradas. Es entonces cuando el pueblo de Cherán se decidió a luchar contra los partidos políticos, los narcotraficantes y los talamontes, curiosamente relacionados entre sí, como si fuesen uno. Este movimiento lo inician las mujeres, apoyadas principalmente por los jóvenes. Esta lucha no fue fácil: hubo muertos, heridos, duró meses; sin embargo, se logró y ahora quien está a cargo de la administración es gente del pueblo que conforman el concejo mayor y los ocho concejos administrativos, ¿cómo se eligen?
Cherán está dividido en cuatro barrios, en cada uno de ellos se elige un miembro para el concejo mayor (por tanto hay cuatro representantes); y uno para cada concejo administrativo, hay que mencionar que son ocho en total, por tanto en cada barrio se escogen ocho personas para cada uno de ellos, quedando cada consejo de cuatro personas (cada una de ellas representando a un barrio), los candidatos salen propuestos de las fogatas y se votan por barrio. Las fogatas están físicamente en cada esquina del municipio, en total son 180. Debo aclarar que las personas que son electas es porque se les reconoce apoyo a la comunidad, tiene buenos “valores” y no tiene vicios. A diferencia de nuestros políticos, los miembros de los concejos solo reciben un apoyo económico y los siete días de la semana deben trabajar para la comunidad (sin privilegiar sus intereses personales), y si la comunidad cree que no están haciendo bien su trabajo los pueden quitar, lo cual se considera un deshonor.
Se dice que “en Cherán hay proyectos comunales para todo”, pues tiene su vivero, una ladrillera (que utiliza intensivamente sus minas de arena), un aserradero, carpinterías y hasta una resinera. Las ganancias que se logran generar las administra la comunidad. Además, la joya de su gestión comunal: un gigantesco captador de aguas pluviales, que se dice es el más grande del país; están peleando por ser un municipio limpio de basura y corrupción y con una administración transparente, ¡cuánto hay que aprenden de este municipio!

Comentarios