NYT cita a un funcionario de Defensa de EU (sin identificar): “China lanzó una barrera de fuego de misiles de medio alcance al mar del sur de China” como demostración por Beijing de su “dominio estratégico y soberanía sobre los mares en disputas”.

El lanzamiento de tales misiles forma parte de los ejercicios militares de China a lo largo del mes cuando la escalada en el mar del sur de China ha alcanzado nuevos grados de tensión, en medio de la guerra multidimensional que libra Trump contra Beijing, donde resalta la temeraria osadía de la visita del secretario de Salud, el libanés estadunidense Alex Azar a la isla renegada de Taiwán, lo cual retrocedió el cronograma de las relaciones bilaterales hasta 1979 cuando Jimmy Carter reconoció a China bajo el apotegma de “la política de una sola China”.

China ha sido el blanco favorito de la retórica electorera de Trump, quien ha obligado a la venta de la exitosa Tiktok en EU, mientras el funcionario de Defensa aludido afirma que el “ejército de EU detectó el lanzamiento de cuatro (sic) misiles desde China hasta el mar del sur de China”.

Muy al estilo de la cultura china, el portavoz del ministerio nacional de Defensa chino coronel Wu Qian (WQ) no mencionó para nada el lanzamiento de los misiles, pero sí confirmó que Beijing ha realizado ejercicios militares planeados con antelación en una zona que va de Qingdao (noreste de China) hasta las disputadas islas Spratly en el mar del sur de China. El Coronel WQ comentó que “tales ejercicios no están dirigidos contra ningún país”.

Los lanzamientos se escenificaron después de que China acusó a EU por su “flagrante provocación” al sobrevolar con su avión espía U-2 la zona de sus ejercicios.

Según Taylor Fravel, director del Programa de estudios de seguridad en el MIT, los misiles “anti-embarcaciones” probados por China pudieran ser del tipo DF-21, los “asesinos de portaviones (carrier killer)” que tendrían la capacidad de destruir los portaviones de EU.

El editorial del Global Times titula que “ojalá los misiles “carrier killer” nunca sean usados en el mar del sur de China” y comenta la alterada reacción del Departamento de Defensa de EU que critica los ejercicios militares chinos y el lanzamiento de misiles balísticos –en alusión a los misiles DF-21D y DF 26B– que “desestabilizarán más la situación en el mar del sur de China”, además de que “contrastan con la promesa de China de no militarizar (sic) el mar del sur de China”.

El editorial comenta que China “no admite ni niega el lanzamiento de los misiles, pero este silencio es una postura (sic)”.

Luego pregunta: ¿Cuál es el país regional que tiene disputas territoriales con China y posee portaviones? En alusión a la presencia de los dos portaviones Ronald Reagan y Nimitz de EU en la zona.

El editorial contrataca y afirma que es EU quien ha militarizado el mar del sur de China, que “no es el Caribe (sic), donde los militares de EU pueden actuar desenfrenadamente”.

Global Times realiza una letanía de la presencia militar de EU en toda la región, destinada a contener y/o asfixiar a China, donde destacan las “intenciones malignas de EU cuando envía barcos de guerra al mar del sur de China” por lo que “debieron haber pensado como el ejército chino lanzaría los misiles DF-21D y DF-26B en el peor de los casos”.

Global Times sentencia sin tapujos que “los dos misiles están preparados para los portaviones de EU en caso de que ataquen al ejército chino en el mar del sur de China” convertido en “un teatro geopolítico y en línea frontal marítima para suprimir a China”.

El problema para los estrategas chinos es discriminar entre la electorera guerra retórica de Trump –que comporta componentes reales en sus guerras comercial y tecnológica– con la postura relativamente menos cacofónica de los militares de EU que no se esperaban a las pruebas de los misiles “asesinos de portaviones (carrier killers)”.

alfredojalife.com
https://www.facebook.com/AlfredoJalife
https://vk.com/alfredojalifeoficial https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw?view_as=subscriber

Comentarios