Pobladores de la localidad Oxtomal pidieron al afectado devolver el dinero que había entregado el responsable

Huejutla.- Cuatro unidades del transporte público en la modalidad de taxi fueron retenidas por habitantes de la localidad de Oxtomal, supuestamente porque realizaron un cobro excesivo a uno de sus vecinos por los daños causados derivados de un choque vehicular.

El asunto inició porque el conductor de un vehículo particular (de Oxtomal) colisionó contra un taxi, pero llegaron al acuerdo de que el responsable pagaría 4 mil pesos para cubrir los daños. Según un taxista, varios de sus compañeros acudieron a evitar que se fuera el presunto culpable del incidente.

El conductor acudió a la comunidad y contó a los vecinos lo ocurrido, situación por la cual pararon de manera ilegal las unidades de transporte público y las retuvieron. Para liberarlas solicitaron la presencia del taxista afectado y que recibió el dinero para que lo regresara, pues consideraron que fue un cobro injusto.

Taxistas y vecinos de Oxtomal acudieron ayer a las oficinas de la Subsecretaría de Gobierno del estado en donde el afectado regresó el dinero que había recibido por concepto de pago de los daños en el taxi, logrando así la liberación de las cuatro unidades que fueron retenidos por los pobladores.

Para ello, fue elaborado un acuerdo entre ambas partes y en el que se exime de responsabilidad a cada uno de los implicados en el asunto.

La presión ejercida bajo el argumento de usos y costumbres una vez más dio resultados a los habitantes de Oxtomal.

Comentarios