Chofer de Uber-Puebla participó en asesinato de Mariana

288
Mariana

 

Ciudad de México.- La empresa Uber confirmó ayer que uno de los dos detenidos por el asesinato de la joven Mariana Fuentes en Puebla es su chofer, pero, justificó, los hechos no ocurrieron durante un viaje.
La Fiscalía General del Estado (FGE) informó el sábado sobre la detención de dos sujetos que habrían participado en el feminicidio de la estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), cometido el 30 de septiembre.
Los detenidos son José de Jesús y Gerardo Iván, quienes, de acuerdo con las investigaciones, iban a bordo de un vehículo Vento rojo, registrado en la plataforma de Uber, que habían usado ese día para cometer otros delitos.
Tras darse a conocer ese vínculo, la empresa de transporte privado envió un comunicado en el que aceptó que José de Jesús se registró como su chofer, pero que los hechos no se dieron durante un viaje.
“Confirmamos que este terrible acto de violencia no sucedió durante un viaje a través de nuestra aplicación y que la información proporcionada por Uber contribuyó a la pronta detención del involucrado”, puntualizó en el comunicado.
El equipo Uber “lamentó profundamente” el asesinato de Mariana. Aseguró que desde el primer llamado de las autoridades poblanas trabajaron en conjunto para entregar información sobre José de Jesús.
Uber detalló que continúan en contacto y colaborando “para lograr justicia para Mariana y su familia”.
La fiscalía aún busca a Cristian N, quien es identificado como el autor material, pues fue quien disparó contra la joven, de acuerdo con la fiscalía.
El 30 de septiembre, los cuatro sujetos que iban a bordo del Vento se estacionaron en la intersección de 21 Sur y 41 Poniente, de la colonia Reforma Agua Azul, en la capital poblana.
Tres de ellos bajaron en búsqueda de víctimas, mientras que José de Jesús se quedó en el auto, del que descendió minutos después para quitarle un tapón y guardarlo en la cajuela.
A las 21 horas se estacionaron en la 17 Sur y 45 Poniente, en donde vieron a Mariana y decidieron asaltarla.
En septiembre, las empresas de transporte privado Uber y Cabify entraron en disputa luego que un chofer de esta última resultara ser el feminicida de la joven Mara Castilla.
Ricardo Alexis trabajó primero en Uber, que lo dio de baja por incumplir normas de seguridad. Meses después se registró como chofer en Cabify, plataforma que aprovechó para secuestrar, violar y asesinar a la joven estudiante.
Ambas empresas, que ya cuentan con un botón de pánico, se acusaron de la falta de seguridad para los usuarios, pero el castigo solo lo recibió Cabify, pues el gobierno de Puebla decidió cancelar definitivamente su registro para evitar que siga circulando en la entidad.

Comentarios