El mundo de la música está de luto una vez más. Chris Cornell, vocalista de agrupaciones como Temple of the Dog, Soundgarden y Audioslave, además de ser una de las figuras más representativas del movimiento grunge de la década de 1990, falleció el jueves a los 52 años. Ante esta noticia, recordamos a una de las voces más educadas del rock contemporáneo con algunas de las canciones que ahora forman parte de su legado:
“Part of me”. En 2009 Cornell publicó Scream, su primer y único álbum pop, el cual fue producido por Timbaland, el hombre detrás de cantantes como Justin Timberlake. A pesar de que el disco recibió múltiples críticas y burlas, en especial de otros roqueros como Trent Reznor, el exlíder de Soundgarden demostró su versatilidad como músico y nos regaló esta joya bailable que versa sobre la libertad tras abandonar una relación dañina.
“Black rain”. Un año después de la aventura pop Scream, Cornell se reencontró con sus antiguos compañeros de Soundgarden. El resultado de aquella reunión fue Telephantasm (2010), álbum compuesto por temas que quedaron fuera de sus placas anteriores y que recibieron ayuda de las nuevas tecnologías. El primer sencillo del reencuentro fue “Black rain”, una pieza brutal de hard rock que se asemeja a Alice in Chains, solo que sin tantas cadenas y con una Alice abatida por los años.
“You know my name”. El reinicio de las películas de James Bond trajo consigo que Chris Cornell fuera elegido para interpretar el tema de Casino Royale (2006). El compositor de Seattle apostó por un rock orquestal que respetara la elegancia del agente 007 pero que a la vez conectara con la generación postgrunge y los fans de Audioslave. Rápidamente el sencillo se convirtió en un éxito que llevó a Cornell a publicar Carry on (2007), su segundo álbum solista.
“Can’t change me”. El fallecimiento del cantautor Jeff Buckley inspiró a Cornell a lanzar su primer material solista, Euphoria morning, en 1999. El músico estadunidense se alejó de cualquier sonido, estilo o influencia que lo relacionara con su proyecto anterior Soundgarden con el fin de entregar una pieza sólida de rock acústico. El disco comenzaba con este singular sencillo que nos mostró a un Chris Cornell más íntimo, arropado por sus inseguridades y con la incertidumbre sobre temas como la soledad o la muerte.
“Black hole sun”. El tema más conocido de Cornell, de Soundgarden y uno de los iconos del grunge. Escrita en solo 15 minutos, continúa vigente hasta nuestros días. Fue tanta la fama que ganó este sencillo que algunos especialistas compararon a Soundgarden como Led Zepellin, y a Cornell con Robert Plant. Quizá la primera llamarada sobre el talento del oriundo de Seattle.
“Seasons”. Primera canción como solista de Chris Cornell, apareció en el filme Singles (1990), de Cameron Crowe, una especie de homenaje a la generación X estadunidense. El cambio de la adolescencia a la vida adulta y la incertidumbre sobre el futuro fungieron como musas para un tema impresionante, de esos que nos hacen reflexionar sobre las decisiones que tomamos. El director Zack Snyder retomó este discreto hit para El hombre de acero, donde curiosamente vemos a un Superman que, al igual que los protagonistas de Singles, aún no sabe su lugar en el mundo.
“I am the highway”. El mejor tema escrito por Chris Cornell fue uno elaborado en su etapa en Audioslave, un himno sobre la perdida y el reencuentro con uno mismo. Luego de un periodo difícil en su vida, el cantante se dio cuenta que ya no podía seguir a la deriva en la carretera, así que tomó una decisión muy sabia: convertirse en la propia carretera soportando el peso de cada elección, error, triunfo o fracaso. Simplemente una carta muy personal y bella sobre cómo confrontar a la vida cuando ésta no se encuentra dispuesta a favorecernos.

Descansa en paz, Chris Cornell.

@Lucasvselmundo
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorObras del programa Hábitat, sin concluir en Pachuca y la Reforma
Artículo siguienteSuerte de negocio
Licenciado en ciencias de la comunicación y maestrante en ciencias sociales. Reportero ocasional y columnista vocacional. Ayatola del rock n’ rolla. Amante de la cultura pop, en especial lo que refiere a la música, el cine y los cómics. Si no lo ve o lo lee, entonces lo escucha. Runner amateur, catador profesional de alitas.