Pachuca.- Con 12 años trabajando en un teatro que siempre tenga un mensaje importante, el foro cultural Ciartes Y Sí, dirigido por Alberto Lara Enríquez, continúa fortaleciendo la cultura en Hidalgo y en otros estados del país.
Ana Liedo Lavaniegos, productora y creadora de esa compañía, cuenta que luego que Lara Enríquez terminará la carrera de teatro se dio cuenta que había otras posibilidades de hacer obras, con lo que surgió el teatro comunitario.
“Se fue a la sierra a trabajar, convocó a un grupo de compañeros de distintas disciplinas y estuvieron trabajando en Zongolica por varios años y a partir de ahí como que ha sido un imán de muchos profesionistas de distintas áreas, tanto de artes como de ciencias, para trabajar temas sensibles en la conciencia humana.”
La evolución a partir de ese inicio ha dado paso a continuar en la sierra, en partes como Puebla y Veracruz y, por supuesto, en la capital del estado, además de tener una red de trabajadores junto con otras asociaciones como el Laboratorio Escénico, parte fundamental de la compañía.
“Somos el mismo equipo donde se ha puesto semilla, se sigue trabajando y nosotros aquí, aunque estamos en Pachuca, siempre estamos buscando contactos, tener presencia en otros lugares.”
En Hidalgo solo tienen dos años, pero han sido fructíferos, ya que en el Valle del Mezquital han sido recibidos positivamente con una serie de talleres de sexualidad y funciones de la obra 2000 años de Magdalena.
“Con quien más encontramos química fue con el Cardonal, tanto con Tolantongo como con un albergue en Cieneguilla, pero nos interesa aquí en Pachuca ser como la casa de gente que esté interesada en formarse en artes que sea del interior del estado.”
Con la premisa de ser una compañía formativa, además de producir teatro, Y Sí busca que más gente externa a Hidalgo pueda conocer los proyectos de ésta.
“Ahora en marzo estaremos abriendo una convocatoria para un festival de mujeres y la abriremos a los municipios, y algo que hemos aprendido a lo largo de estos 12 años es a no ir a donde no te invitan, no es como decir ‘ya llegué, vine a salvarlos, aprendan de cultura’, no vamos por ese camino, sino con grupos que quieren trabajar.”
En Ciartes se genera un espacio en donde también cabe lo internacional, en un año recibieron a seis países y planean recibir más propuestas de otras partes del mundo, además de tener el interés de salir del país con los montajes de Y Sí.
“Hemos salido con otros montajes a Cuba y Guatemala, y nos interesa poder hacer intercambio porque cuando sales con tu obra y ves otras te enriqueces mucho. Cada obra es distinta, trabajamos el teatro clásico de guion y otra vía, que es la que más trabajamos, es generar nuestros propios textos a partir del Laboratorio.”
Y Sí cuenta entre sus producciones con Adictos anónimos, obra que recorrió diversos lugares; Mayahuel, 2000 años de Magdalena y El sembrador Orión, puesta en escena con la que debutaron en Pachuca; entre otras, todas con un mensaje importante para la población.
“Nosotros creemos que es importante el impacto social del arte y no puedes pasarlo por alto, puedes hacer una obra abstracta que no diga mucho al público y alabe tu ego, no vamos por eso, vamos por mensajes que puedan mover a la gente e incluso a nosotros mismos.”
Para este año, Y Sí prepara al menos seis proyectos entre los que destacan el teatro comunitario, Otelo y el regreso de 2000 años de Magdalena, uno de los proyectos que ha tenido un gran impacto.
“Este es un proyecto independiente, no dependemos de nadie y no tenemos miedo de lo que pueda pasar con la situación que se vive en la cultura aquí en el estado, no estamos ajenos pero sí nos importa, el estado tiene que ser transparente y congruente con el lugar con el que vive y tiene que hacer su trabajo”, concluyó Liedo Lavaniegos.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios