Pachuca.- El presidente de la Unión Global de Gasolineros en Hidalgo Raúl López Manjarrez aseguró que el problema de desabasto de gasolina en la entidad ya alcanzó dimensiones críticas, pues prácticamente la totalidad de las 230 gasolineras que son abastecidas de la terminal de almacenamiento y reparto de Pachuca han tenido que cerrar hasta por tres días ante la falta del producto.

Una vez que tienen combustible abren con alta demanda de automovilistas que están desesperados buscando cargar combustible, puntualizó en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo.

“Cuando una estación tiene producto se llena la estación, entonces el producto se acaba y tienen que cerrar y así estamos todos”, declaró.

Manifestó que las unidades enviadas a cargar combustible están varadas en la refinería de Tula, por lo cual no descartó que el problema se agrave en las próximas horas debido a que su regreso a las estaciones de servicio está prologándose hasta por más de un día.

“Mi camión esta ahí desde ayer y me dice el chofer que ve muy difícil que entre hoy, porque ahí están mandando a cargar pipas de diferentes puntos del país.”

Enfatizó que el abasto de gasolina a la terminal de Pachuca es lento, por lo que cada vez falta más producto, de tal forma que la problemática ya alcanzó dimensiones graves; “aunque el gobierno diga otra cosa, porque hay muchas gasolineras cerradas y mucha gente que quiere comprar”, detalló.

Ayer, dijo, acudió a una reunión de empresarios del ramo en la Ciudad de México, en donde pudo constatar que hay bastantes gasolineras cerradas y otras repletas de autos. Anticipó que si la problemática continúa, la escasez se agravará todavía más.

Hasta la fecha, la Unión Global de Gasolineros en Hidalgo no ha contabilizado el monto de las pérdidas económicas que el desabasto ha provocado en la entidad.

desabasto

  • tienen combustible, las gasolineras abren con alta demanda de automovilistas que están desesperados buscando cargar sus vehículos

Comentarios