El violinista Fernando Mino rindió cátedra con el Concierto para violín de Ludwig Van Beethoven

Mineral del Monte

Con las notas del Concierto para violín de Beethoven, Fernando Mino cerró el ciclo de “Los grandes conciertos” con la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH).
La gala, bajo la batuta del francés Gaétan Kuchta, se tornó clásica con la pieza del compositor romántico, única que Beethoven escribiera para violín y la más importante para ese instrumento, con una duración de 45 minutos, mismos en los que Mino demostró por qué es el principal de los segundos violines en la Filarmónica de la Ciudad de México.
Posterior a la ovación y a un encore especial con música de Bach, la orquesta tomó un intermedio para luego retomar el repertorio con Félix Mendelssohn, con la Sinfonía 3 “Scottish”.
La obra, escrita entre 1829 y 1842, fue inspirada durante el viaje de Mendelssohn a Gran Bretaña y dedicada a la reina Victoria, la pieza, pese a su título, es discutible que ninguna de las melodías se derive del folclore escocés.
Mendelssohn era enemigo de las denominadas músicas nacionales, y solo en el “Scherzo” (uno de los movimientos) puede encontrarse una reminiscencia de los ritmos típicos de las canciones escocesas.
Con ese recital, la orquesta cierra el ciclo “Los grandes conciertos”, donde participaron importantes solistas como el oboísta Carlos Rosas y la violista Felisa Hernández Salmerón, además de ser el penúltimo concierto de la segunda temporada “Noches de orquesta, volaremos sin movernos”.
El próximo jueves, en el auditorio Gota de Plata, la orquesta cerrará la temporada con el concierto Nochebuena Sinfónica, con lo mejor del clásico navideño El Cascanueces, en el que los 80 músicos se harán acompañar de Wicho, el cuentacuentos y 120 bailarines.

Dato

El próximo jueves, en el auditorio Gota de Plata, la orquesta cerrará la temporada con el concierto Nochebuena Sinfónica, con lo mejor del clásico navideño El Cascanueces

Comentarios