Raúl Ortiz Pulido, profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), no se anda con medias tintas: o afrontamos la crisis ambiental que afecta a nuestro planeta o no hay plan B, no hay a dónde ir, “no tenemos otra Tierra para salir huyendo”. Así de enfático es el llamado que hizo el doctor en ecología y conservación de recursos naturales, durante una entrevista difundida ayer, en la que también habló sobre el incendio que consumió en mayo de 2018 ¡21 mil toneladas de basura! de un tiradero a cielo abierto ubicado en Mineral de la Reforma, municipio conurbado con la capital del estado. La conflagración en aquella ocasión provocó una crisis ambiental sin precedentes en Pachuca, pues según cifras de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), fueron registrados 253 casos de infecciones respiratorias agudas relacionadas con la dispersión de humo, así como de partículas del incendio, aunque Ortiz Pulido planteó que el número de afectados pudo ser mayor e incluso no descartó que hubiera muertes humanas relacionadas con el siniestro durante semanas posteriores. El punto es que ese tipo de crisis son cada vez más frecuentes. El año pasado hubo varios días de emergencia ambiental por la densidad de partículas suspendidas en gran parte de la mesa central del país, que motivaron que en la capital se endurecieran las reestricciones para la circulación de vehículos. Al inicio de este año, ráfagas de viento que rondaron los 100 kilómetros por hora causaron estragos en varias regiones del país, incluido Hidalgo. Caídas de árboles, cables, espectaculares, tolvaneras y suspensiones eléctricas en diferentes partes de la entidad fueron el saldo de las fuertes rachas de viento. En Pachuca, por ejemplo, hubo momentos en que la visibilidad a unos
metros de distancia fue nula, debido a la presencia de toda clase de partículas suspendidas. ¿Tal fenómeno es consecuencia del daño que hemos ocasionado al planeta? La pregunta seguramente será respondida por expertos, pero lo que sí es un hecho es que eventos como el de ayer se han vuelto cotidianos. Y lo peor es que no tenemos a dónde huir. De filón. Otra nota contra los rumorólogos. Resulta que tras revisar el Presupuesto de Egresos 2020, este diario encontró que todas las universidades públicas de Hidalgo registraron incremento de recursos para ejercer este año en comparación con 2019. En total recibirán 669 millones 205 mil 631 pesos.

Comentarios