Cifras de sector automotriz por estancamiento económico: dirigente

264
estancamiento económico,sector automotriz

Eduardo Solís anunció que dejará su cargo en la AMIA luego de 12 años

YAZMÍN ZARAGOZA MORENO / NOTIMEX
Ciudad de México.- La industria automotriz mexicana consideró que 2019 fue un año negativo tanto en exportaciones como en el mercado interno, y registró severas caídas provocadas por el estancamiento económico, la incertidumbre, la falta de confianza del consumidor y el desempleo.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) Eduardo Solís Sánchez expuso que el año pasado cerró con cifras muy negativas y “diciembre fue muy mal mes” para la exportación, pues fueron comercializadas solo 229 mil 227 unidades.

Eso significó una caída de 16.7 por ciento, o 45 mil 818 unidades, menos respecto al mismo mes de 2018. Agregó que de enero a diciembre de 2019 la caída de los vehículos exportados fue de 3.4 puntos, lo que sumó un total de 3 millones 333 mil 586 automóviles, o sea 115 mil 615 menos.

Aseguró que esa caída es resultado de lo que pasa a nivel mundial, pues México podría producir hasta 5 millones de autos. Sin embargo, eso no es un tema de “capacidad de plantas, sino de una caída de la demanda a nivel mundial”.

Citó que Estados Unidos, que capta el 80 por ciento de las exportaciones mexicanas, presentó una caída del 17 por ciento.

Así, el presidente de la AMIA refirió que lo que se observa en la producción y exportación forma parte de la incertidumbre que observada en los mercados mundiales, los cuales “están retraídos y han sufrido caídas anuales: Canadá, con un retroceso del 12 por ciento; Latinoamérica, 29; Europa 18.7, y Asia, con 13.3 puntos porcentuales”.

Respecto a la venta de vehículos nuevos, el director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA) Guillermo Rosales Zárate informó que en diciembre el mercado interno cayó 8.3 por ciento, es decir, 11 mil 836 de unidades menos, un total de 130 mil 448.

En el acumulado, en todo 2019 la baja de ventas de vehículos nuevos disminuyó 7.7 puntos, o 109 mil 199 unidades menos, lo que se traduce en un comercio total de un millón 317 mil 727 autos.

Rosales expuso que en 2020 la “crisis” que enfrenta el mercado interno se mantendrá, y se estima que el pronóstico de ventas para este año sea de un millón 272 mil unidades, lo que da 3.4 por ciento menos de coches vendidos.

Agregó que existen varios factores negativos en la compra, tales como el financiamiento, el cual desaceleró en 2019 respecto a 2018.

De esa manera, explicó que el año pasado fueron comercializadas mediante crédito un total de 706 mil 856 unidades, lo que significó 58.5 por ciento del total, lo que mostró un 10 por ciento por cobro menos, en comparación con 2018.

Además, reconoció que aun cuando “la calidad de la cartera automotriz es buena, sí se ha observado un deterioro”, ya que a diferencia de 2013 a 2015, cuando la cartera vencida fue de 1.3 por ciento, ahora ha pasado a 1.88 por ciento, con datos de noviembre de 2019.

Sin embargo, aunque esa cifra aún resulta manejable, el deterioro es resultado del menor otorgamiento de crédito, producto también por una debilidad de la demanda.

Además, dijo que en cuanto a la importación de vehículos usados fue registrado un incremento, ya que en noviembre ingresaron al país 144 mil 437 unidades, un aumento de 10.9 puntos porcentuales, y se espera que, al conocerse las cifras de diciembre, en total hayan sido importadas 160 mil unidades.

Lo anterior debido a que por el momento no han podido ser modificadas las reglas de comercio exterior, que mantienen algunas lagunas y por las cuales se ingresan unidades en malas condiciones.

Por último, Eduardo Solís anunció que dejará el cargo luego de 12 años de trabajar por la industria automotriz, para dedicarse a un proyecto personal, sin que fuera dado a conocer quién sería su sustituto.

Comentarios