Mañana le diremos adiós a la justa que cada cuatro años hace que el balón gire alrededor del mundo: la Copa mundial de futbol organizada por la FIFA, disputada en esta ocasión en la gélida pero emotiva Rusia. Y como esa competencia nos dejó con múltiples sabores de boca, aquí un listado de aquellas cosillas que más alegrías y corajes nos dejaron…

5. México sigue sin estar a la altura. Por séptimo Mundial consecutivo, la selección mexicana de la especialidad se quedó en octavos de final al perder con su similar de Brasil. Lo que lucía como la gran oportunidad del Tri al derrotar a Alemania y Corea del Sur con esfuerzo y carácter se fue esfumando poco a poco en los partidos contra Suecia y los cariocas. Existen muchas respuestas para explicar ese nuevo fracaso, pero la mayor responsabilidad, sin duda, se la lleva una Federación Mexicana de Futbol (FMF) que ha priorizado los factores económicos sobre los deportivos y pues así no se p(%”#= puede.

4. Ni Messi ni Cristiano. Es un hecho que esos astros se han ganado su puesto como leyendas vivientes del balompié; sin embargo, su capacidad a nivel selección deja mucho que desear. Por un lado, Lionel Messi se encuentra en una Argentina inoperante donde el ego de sus compañeros no permite un flujo correcto de juego. Por otro lado, Cristiano Ronaldo no puede figurar en un Portugal donde la habilidad de sus compañeros es tremendamente limitada. Lo peor del caso: Rusia 2018 fue, probablemente, la última llamada para que esos jugadores pudieran trascender en sus equipos nacionales.

3. Neymar es un cáncer para el futbol. Todo deporte tiene a sus villanos, ya sea por su arrogancia, los títulos que constantemente ganan o su marrullería. En el balompié ese puesto le pertenece a Neymar, cuyos más de 15 minutos tirado en el suelo fingiendo caídas y faltas en contra, lo respaldan. Su antideportivismo lo hizo pasar de ídolo a seguir en Rusia a mamarracho y hazmerreír del torneo. Lo bueno es que el futbol da revanchas, ya sean deportivas o éticas: Brasil fue eliminado del torneo, sus coequiperos en el PSG no lo soportan y el Real Madrid ya anunció que no buscarán ficharlo.
2. Las potencias no son tan potentes. Rusia 2018 será ampliamente recordado como el Mundial de las sorpresas. Salvo contadas excepciones (Francia), las potencias del futbol fueron diezmadas en este Mundial. Alemania y Polonia fueron eliminadas en fase de grupos, Argentina y España en octavos, Brasil no convenció y salió en cuartos. Si bien, muchos de nuestros favoritos no rindieron lo esperado, eso dio la oportunidad para…

1. El surgimiento y consolidación de nuevos gigantes. Ya sea a nivel individual o colectivo, este Mundial que acaba mañana nos dejó con muchas figuras a seguir. Desde consolidados como Antoine Griezmann, Luka Modric, Harry Kane, Eden Hazard o Ivan Rakitic, por mencionar algunos, hasta efigies que dejan de ser promesas para convertirse en toda una realidad, como es el caso de Kylian Mbappé, Benjamin Pavard, Jordan Pickford e Hirving Lozano. Rusia 2018 cumplió a cabalidad con mostrarnos las nuevas caras del deporte que, seguro, asistirán como figuras a Qatar 2022.
¡Gracias Rusia por tantas emociones!

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios