A unos días de los comicios y a pesar de ser una institución de combate a la corrupción, no se ha nombrado un secretario o secretaria

Pachuca.-

A unos días de celebrarse los comicios, la Secretaría de Contraloría cumplió cinco meses acéfala, ya que el Ejecutivo no ha designado a un titular, a pesar de ser una institución que forma parte de la política pública de combate a la corrupción del gobierno estatal.

A diferencia de la Contraloría estatal, en la subsecretaría de protección civil y gestión de riesgos y la Secretaría de Movilidad y Transporte, cuyos titulares también renunciaron, en pocos días el gobierno estatal presentó de manera oficial a sus reemplazos.

En el caso de Miguel García Conde, extitular de Protección Civil que presentó su renuncia el 16 de mayo, comentó que su salida surtió efecto desde el 15 de mayo.

Durante la 60 Reunión Nacional de Contralores de México, la encargada del despacho de la Contraloría de Hidalgo Verónica Hernández propuso mejorar la difusión mediática de las actividades que realizan las contralorías nacionales

Con los cinco meses sin secretara o secretario, el gobierno del estado habría ahorrado 261 mil 390 pesos en nómina, de acuerdo con el tabulador de sueldos del Poder Ejecutivo del estado, que indica que los titulares de las diferentes secretarías y de la Procuraduría General de Justicia perciben un sueldo neto mensual de 52 mil 278 pesos.

El 27 de enero, la exsecretaria Citlalli Jaramillo renunció para buscar una candidatura a diputada federal, desde entonces y hasta la fecha la dependencia realiza las actividades competentes con una encargada de despacho, quien es la directora de administración Verónica Hernández Valdés.

El reglamento interior de la Secretaría de Contraloría enlista 48 facultades que le competen a su titular, la mayoría enfocadas al combate a la corrupción, una de ellas es que debe denunciar ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción los actos u omisiones de funcionarios que puedan constituir ilícitos de esa naturaleza.

Comentarios