Clausuran 103 líneas en 23 verificentros

751
verificentro

 

A siete días de haber entrado la Norma Emergente de Verificación Vehicular, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) corroboró que gran parte de los verificentros no está en condiciones para operar como se había indicado al iniciar su vigencia.
El titular de la Profepa Guillermo Haro Bélchez dio a conocer en conferencia de prensa que en 23 de 35 verificentros inspeccionados se clausuraron 103 líneas por irregularidades.
En conferencia de prensa aclaró que el cierre de dichas líneas no fue por fallas en el sistema OBD, sino por no contar con el certificado de calibración emitido por uno de los 20 laboratorios acreditados por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) para tal fin.
Aclaró que eso significa que algunos verificentros de todos los estados de la megalópolis sí han presentado el documento que acredita la debida calibración avalada por un laboratorio de sus sistema de pesas, mas no del dinamómetro.
El principal problema es la acreditación del sistema de pesas, el cual es de rigurosa importancia ya que la variación en el peso de la unidad revisada puede arrojar un resultado distinto al que le corresponde al automotor verificado.
Agregó que también existen irregularidades en la calibración de opacímetros por laboratorios acreditados cada tres meses como lo establece la NOM 045. Asimismo la falta de trazabilidad de gases de calibración, lo que se puede considerar grave ya que esas irregularidades no permiten la confiabilidad de los resultados de todo el sistema de medición.
Aclaró que no se han hecho observaciones de los sistemas de dinamómetros en los verificentros revisados, los cuales solo serán utilizados en vehículos anteriores a 2006 que carezcan de un sistema OBD.
Detalló que de los 35 verificentros revisados 10 son de la Ciudad de México, 11 del Estado de México, tres de Hidalgo, uno Morelos, seis de Puebla y cuatro de Tlaxcala.
Mencionó que con la Norma Emergente NOM-167-EM-SEMARNAT-2016 se consideran también los señalamientos ambientales de normas previas como la NOM-047, NOM-045 y NOM-038 que datan de 2014, 2006 y 2002, respectivamente.
Haro Bélchez agregó que también se encontraron por lo menos 18 verificentros cerrados, lo cual fue decisión de los dueños de los mismos y no de la Profepa, tal vez porque están en proceso de documentar sus unidades para garantizar que cumplen con la NOM-167.
Por lo pronto reveló que esta semana se registró un importante incremento de personas que acuden a uno de los 20 laboratorios acreditados por la EMA para regularizar la situación de los verificentros, por lo que manifestó su confianza en que el 11 de julio muchos operen con normalidad.

Comentarios